Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
August 2015
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Categorías
Archivos

Cada vez más aguateros

Cada vez más aguateros
LOURDES GÓMEZ | Santiago de Cuba | 22 Ago 2015 – 9:46 am

Ser aguatero es difícil por los riesgos policiales que conlleva. Pero el
número de ellos no deja de crecer en Santiago de Cuba.

La crisis generada por la sequía que padece Cuba es tan profunda que el
Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil ha emitido un comunicado para
alertar sobre la situación como un posible desastre.

Santiago de Cuba, uno de los territorios mayormente afectados, viene
sufriendo las consecuencias de la sequía desde hace ocho meses. Los 11
embalses de la provincia están al 28% de su capacidad. La población
sufre resignada la entrega del líquido a través de ciclos cada más
largos e inciertos y, como en toda situación de crisis, el dinero manda.

Si en sequías anteriores los santiagueros tenían la posibilidad de
buscar agua en las cisternas de las empresas estatales, fueran fábricas
o escuelas, en la actual crisis esta posibilidad les es negada; más
ahora con los controles que establecerá la Defensa Civil midiendo los
ahorros y despilfarros de estos sectores.

Todo lo anterior ha dado lugar al oficio de aguatero. La compra y venta
de agua es un negocio que fructifica por estos días, pero para ello es
imprescindible la tenencia de un transporte, sea de tracción animal o
mecánico.

Ser aguatero es difícil, ya no solo por las constantes búsquedas de las
posibles fuentes de llenado, sino también por los riesgos policiales que
conlleva. Una multa sería la penalidad más frecuente si se comprueba que
el agua cargada es robada de alguna empresa estatal, porque las opciones
de llenar en los exiguos ríos resultan imposibles, al secarse sus
caudales. De ello dan fe los habitantes de la comunidad de El
Carpintero, cercano a la playa Siboney, a unos 12 kilómetros de
Santiago, quienes nunca vieron a su rio homónimo sin agua en medio
siglo, y ahora han pasado a ser abastecidos por pipas.

El medio común de los vendedores de agua es un coche tirado por caballos
al cual se le incorporan entre tres y cuatro tanques de 55 galones. Los
aguateros cobran los tanques entre 30 y 40 pesos cubanos. Este trabajo
se ha convertido también en el part time veraniego de muchos jóvenes y
adolescentes que empezaron cargando aguas para sus familias y han
descubierto un modo de buscarse un dinero y descargar adrenalina
empujando carretillas varios kilómetros ofertando su mercancía a
cualquier interesado.

Los otros aguateros son los “piperos”. Con ellos los precios se elevan
hasta los 20 CUC. En este caso el elevado costo se debe a los riesgos
que corren estos choferes, pues su captura los conduciría a la expulsión
de su trabajo. Así, los malabares que tienen que hacer para no ser
denunciados son muchos, sobre todo si los clientes son del centro de la
ciudad.

Esa fue la experiencia de Clarita. Ella vive muy cerca de la Plaza de
Marte, una zona rodeada de oficinas gubernamentales. Por allí hay muchos
chivatos, asegura. “Me fui hasta la base de pipas de Quintero en una
moto y allí cuadré una pipa, pero tuvimos que inventar para que pudieran
llenarme los tanques. Parqueamos la pipa frente a una empresa estatal
por la calle paralela y pasamos la manguera por el techo, así dábamos la
impresión de que le estaban llenando a ellos.”

El costo de una pipa se ha quintuplicado en estos meses y seguirá
subiendo con los venideros controles anunciados para ahorrar el recurso.
Lo que nadie entiende es cómo, con tanta escasez, cada día se dediquen
pipas a regar las plantas de las avenidas de la Patria y de las
Américas, pues para eso no hay ahorro. Mientras tanto, los sedientos
vecinos disienten en silencio y esperan indignados por el incierto ciclo
de entrega de agua.

Source: Cada vez más aguateros | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1440182254_16464.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *