Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
Categorías
Archivos

Zanja de Mulgoba, agujero negro para autos

Zanja de Mulgoba, agujero negro para autos
Nadie se ha preocupado por darle solución a un problema tan evidente. A
lo largo de todos estos años, la zanja ha cobrado muchos accidentes.
Varios de ellos, fatales
martes, julio 14, 2015 | Pablo González

LA HABANA, Cuba. – La “zanja de Mulgoba”, es un desagüe de aguas
albañales adyacente a la avenida Boyeros. Se extiende a lo largo de las
entradas de los repartos Mulgoba y 1ro de Mayo. Tiene más de dos
kilómetros de largo, cuatro metros de ancho y tres metros de profundidad
por donde pasan desechos de todo tipo, y ha permanecido allí más de 30 años.

A lo largo de todo ese tiempo ha cobrado muchos accidentes, algunos
fatales. Pero nadie se ha preocupado por dar solución a un problema tan
evidente. Tampoco las autoridades se han interesado en llevar registro
de tales sucesos.

Sin embargo, los vecinos de la zona conservan anécdotas estremecedoras.
Así está Irais García, vendedora de maní de la zona, que cayó en el hoyo
y casi le cuesta la vida, según cuenta a Cubanet. “Yo estaba vendiendo
maní en la parada de Mulgoba, por un momento me entretuve y caí por uno
de los huecos hacia la zanja. Había llovido y todo estaba inundado. Una
jaba de nailon que llevaba conmigo se me pegó a la cara, creo que por
eso no trague tanta agua. La corriente me arrastró por debajo de la
parada. Un joven se apresuró y me haló por un brazo después de salir por
el otro lado. Me salvé por un pelo, pero perdí todo lo que llevaba
encima, incluidos 40 dólares y hasta mi dentadura postiza. Pasé el susto
de mi vida, y me dejó una cicatriz en la pierna que todavía me duele,
como para recordarme el accidente una y otra vez”.

Al preguntar a Irais si su caso había movilizado algún tipo de respuesta
de las autoridades para evitar que otro transeúnte pasara por tal
experiencia, responde con otra pregunta: “¿Adónde iba a ir a quejarme?”

Los residentes de la zona han sido testigos de incontables eventos
vinculados a la famosa zanja, sobre todo en tiempos de lluvia. Los
accidentes automovilísticos son frecuentes en la zona, pero no hay valla
de seguridad. Antonio Vázquez, un señor que vive en Mulgoba hace 50
años, lo explicó de esta forma: “Esto antes era un reparto residencial
con pocas casas. Luego, al construir tantos edificios y por la falta de
mantenimiento, colapsó el alcantarillado.

Vázquez refiere que “cada vez que cae un aguacero, Mulgoba se convierte
en un verdadero río. Todas sus calles se inundan porque, para colmo de
males, se desborda una laguna que está en el interior del reparto,
ocultando así los huecos, los tragantes destapados, y la zanja misma.Los
choferes que transitan por ahí, no pueden distinguir qué parte es calle
y cuál es zanja. Las fuertes corrientes hacen que los vehículos vayan a
parar allí. Han caído rastras, carros, camiones. Pero de todos,
posiblemente el accidente más doloroso tuvo lugar en el año 1999, cuando
murió un niño de 12 años”. Antonio Vázquez continúa: “Estaba lloviendo.
Venía [el niño] desde Santiago de las Vegas en una bicicleta con un
amigo, y cuando se bajó al llegar a su casa, no vio la zanja y la
corriente lo arrastró. Después de muchas horas de búsqueda, apareció
ahogado al final de la zanja, frente al reparto 1ro de Mayo. Es un hecho
bien conocido por casi todos los habitantes de los alrededores. Su
familia se mudó hacia otro lugar.”

Por otro lado, una ex funcionaria del gobierno que fue entrevistada para
este reportaje, respondió lo siguiente respecto a por qué no se ha dado
solución a este problema: “Esto se ha planteado en cada reunión del
Comité de Defensa de la Revolución, y en las asambleas del delegado de
la circunscripción, pero se sabe la situación que está atravesando el
país. Hay que hacer muchos movimientos de recursos, y en estos momentos
no estamos en condiciones de hacer ese gasto de materiales. Tenemos que
priorizar otros sectores”.

Según la mujer, la solución sería “tener cuidado por donde se camina. No
hay que dejar a los niños bañarse en los aguaceros cerca de la zanja.
Por su parte los choferes deben ser más prudentes en la vía.”

La zanja permanece, mientras tanto, abierta. Los testimonios dan la idea
de que se requiere una solución urgente, nadie, es la de Los testimonios
demuestran que este es un problema que necesita atención urge parece
saber la respuesta a una última interrogante, que es cuántos accedentes
tendrán que ocurrir para que acaben de taparla.

Source: Zanja de Mulgoba, agujero negro para autos | Cubanet –
http://www.cubanet.org/actualidad-destacados/zanja-de-mulgoba-agujero-negro-para-autos/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *