Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
April 2014
M T W T F S S
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Categorías
Archivos

Medidas económicas contraproducentes

Medidas económicas contraproducentes
[29-04-2014 12:31:27]
Tuixpadre
Pseudónimo

(www.miscelaneasdecuba.net).- Aquí hay algo que no anda bien. En realidad hay mucho que no marcha ni regular y nunca lo ha hecho desde 1959 cuando logramos instaurar una Revolución de los pobres y para los pobres que ha acabado con la ganadería que teníamos entonces, renglón económico donde en todo el planeta manteníamos un cuarto lugar en producción de carne vacuna, leche y cabezas de ganado mayor por habitante.
Acabamos asimismo con la incipiente industria nacional la cual producía algunos artículos que se exportaban, parte de los cuales eran el azúcar, el rayón con el cual se fabricaban aquí y en U.S. los famosos neumáticos Goodrich con bandas blancas, cervezas, cigarros, zapatos, así como unos cosméticos y jabones con la campaña publicitaria, hoy marketing, más famosa del mundo hasta hoy setenta años después, como lo fue la del Jabón Candado.

Por si no lo recuerdan, en los años cuarenta esta marca producida en La Habana, insertaba un gallito metálico dorado dentro de un jabón de lavar con gran producción y demanda. La afortunada ama de casa que se lo encontrara se ganaba una residencia Jabón Candado completamente equipada, ubicada en zonas principales de algunas de las urbes de la isla. Por supuesto que esta vivienda era entregada con gran fanfarria en los nacientes medios de aquella época a la feliz familia que se la ganase. ¿Cuál jabón compraría usted cuando las demás marcas no hacían nada parecido? En la Avenida 41 en Playa entre las calles 50 y 70 se ven algunas de estas Villas con sus logotipos Candado todavía incrustados en sus fachadas. Aún hoy se vende el jabón aunque ya no llevan gallitos dorados dentro y no se fabrica dentro de Cuba.

Nosotros los cubanos no solo nos comimos todas las vacas sino que junto a ellas eliminamos los más de 250 mil empleos directos e indirectos, como los productores de aquellos excelentes zapatos marca Ingelmo o Amadeos, todo piel, hechos a mano. El día 10 de abril le aumentamos casi un Cuc, unos 22 Cup, a un Kg. de leche en polvo importada, de hecho la única disponible en venta libre para la población. Ahora 1 Kg cuesta 6,60 Cuc, o unos 165 Cup. Medio salario mensual de cualquier obrero de esta nación.

Los niños, después de arribar a los siete años de edad (hasta donde el gobierno les garantiza un litro de leche diario subsidiado) y comenzar a apreciar este alimento, lo ven desaparecer de sus pésimas dietas por obra y gracia de esta Revolución que tanto dice amar a la infancia, cuando ha logrado deprimir la natalidad hasta la más baja del planeta en estos momentos. Esta Revolución ama tanto a su pueblo que gasta, sin provecho efectivo para los de a pie, una gran parte de lo que ingresa en operaciones milagreras de neopropaganda proselitista y en la formación de decenas de miles de médicos, una parte de los cuales irán a ingresar a esa Quinta Columna defensora ideológica del Sistema.

La otra irá a parar a las clínicas y consultorios privados. Por otra parte, los mismos políticos burócratas están generando otra de las numerosas atrocidades que han cometido, y en nombre de una supuesta legalidad, de un supuesto eficiente control económico de los gastos de las personas jurídicas e instrucciones oficialistas, están recortando forzadamente el consumo de combustibles como el Diesel y la gasolina en la base. Estas medidas como la disminución abrupta de las asignaciones de combustibles prepagados, la instalación de equipos GPS en los medios de transporte, de carga, ambulancias, coches de paseo, mayor exigencias a los jefes para que no se mueven o viajen tanto, traerá una serie de efectos negativos y no exactamente los que esperan los ineficaces teóricos económicos socialistas.

Se economizará combustible allí donde se limita a la fuerza, pero se malgastará allá en deficientes y obsoletas industrias como la del cemento, en plantas generadoras de electricidad con motores de combustión interna dragones, en una desproporcionada flota de vehículos militares de paseo que no producen absolutamente nada, como los famosos carros chinos con matrículas verde olivo (de las FAR o el Minint) al servicio de generales, coroneles y ejecutivos empresariales de estos ministerios, etc. Estoy seguro de que continuaremos globalmente gastando lo mismo que tan buenamente nos regala Venezuela. No se lograrán hacer aquellas grandes reservas que solía vender Fidel al mejor postor en tiempos de crisis.

Siempre estamos en crisis. Los efectos negativos si se sentirán de inmediato pues ya se están generando, como es la escasez de Diesel con el cual se mueve el enorme y maltrecho ejército de almendrones que transporta a la población citadina. No hay escasez real pues se puede adquirir los litros que se deseen a 1,20 Cuc, unos 40 Cup por litro, en las gasolineras, pero no es esa la fuente de estos transportistas. Estos adquieren el litro de contrabando entre 8 y diez pesos el litro de los choferes y responsables de los transportes pesados, ómnibus e industrias, lo cual logran escatimar del consumo diario. Esta fuente se está acabando.

El Diesel se está encareciendo debido a la baja oferta en el mercado negro y se hace cada vez más difícil encontrar. Este debe subir hasta el tope de unos veinte Cup el litro como sucede con la gasolina, por lo tanto los almendrones tendrán que cobrar el doble o el triple de sus tarifas tradicionales de diez pesos a cualquier distancia, o sencillamente tendrán que parar por quiebra. Los choferes y responsables con salarios de hambre comenzarán a dejar sus trabajos cuando se aseguren de que ya no les llegará ese dinerito adicional por la venta fraudulenta del combustible ahorrado, cuando no puedan utilizar sus coches para resolver sus numerosos problemas fuera el trabajo.

Estos ejemplos son tan solo el inicio de más miserias, o la continuación sostenida de la caída del nivel de vida del cubano de a pie. Medidas que pudieron ser muy buenas y generar grandes resultados, pero terminan en costosos descalabros a los que ya estamos acostumbrados pero afectan, como el ejemplificante caso de las ventas libres de autos nuevos y de uso. Los coches ya están ahí. Ahora veremos si pueden comprarlos y justificar de dónde sacan el dinero.

Source: Medidas económicas contraproducentes – Misceláneas de Cuba – http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/535f7f7f3a682e15bc612217#.U1-U6_mSwx4

Tags: ganado, playa, transporte, Venezuela, vivienda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *