Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
October 2013
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Categorías
Archivos

Las ‘maravillas’ de La Habana

Las ‘maravillas’ de La Habana
ORLANDO DELGADO | La Habana | 30 Oct 2013 – 2:44 pm.

Una visita a la calle Monte y a unos cuantos portales tras la nominación
de La Habana como ciudad ‘maravilla’.

La noticia es asombrosa: una encuesta en internet colocó a La Habana en
la lista de ciudades candidatas a recibir la denominación de “Maravilla”
junto a otras urbes latinoamericanas. A no dudar que los votantes no
conocen bien la capital cubana, al menos no en su totalidad.

Basta con caminar las principales calles de la ciudad y mirar la falta
de pintura de cualquier fachada, el caótico transporte urbano, los
inmensos salideros de agua por la antigüedad del sistema de
alcantarillado, los baches en calles y avenidas, la falta de
señalizaciones y la suciedad reinante, para percatarse lo lejos que está
La Habana de poder ser calificada de “ciudad maravilla”.

Si alguna duda cupiera, con solo recorrer la calzada de Diez de Octubre
—una de las más antiguas y deterioradas de la ciudad— sería suficiente.
Allí abundan las edificaciones apuntaladas por su estado ruinoso, las
cuarterías y ciudadelas, las columnas cuarteadas, la suciedad y la
basura amontonada en cualquier esquina. Hoy nadie se atrevería a negar
el pésimo estado de esta avenida y los millones de pesos necesarios para
devolverle su añejo esplendor.

Si la antigua Calzada de Jesús del Monte presenta un estado deplorable,
otra de la principales arterias comerciales de la ciudad, la vieja calle
Monte, no se queda atrás. Este reportero hubo de recorrerla desde
Belascoaín hasta el Parque de la Fraternidad y el abandono y deterioro
de una avenida repleta de tiendas y centros comerciales de gran lujo en
épocas pretéritas resulta palpable. Hoy es un hecho la total
desaparición de la sedería La Nueva Isla, a la vista de cualquier
transeúnte puede observarse la suciedad y abandono del local, del cual
solo queda el viejo cartel pulido en cemento.

A apenas unos metros de allí, puede leerse en la acera el nombre
incompleto de un hotel. Pero al alzar la vista lo único que se ve es un
solar yermo cortado aquí y allá por viejas paredes en ruina y lleno de
basura. Si se continúa el trayecto Monte abajo, uno se topa con varios
locales cerrados (todos estatales) debido a su avanzado estado de
deterioro constructivo.

Como en muchos lugares de la ciudad en esta conocida avenida habanera
puede apreciarse la diferencia entre la gestión estatal y la privada,
pues a pesar de que muchos cuentapropistas deben vender sus productos en
reducidos locales, los que cuentan con un espacio más amplio tratan de
ofertar su mercancía en un ambiente de limpieza y confort, en evidente
contraste con las tiendas del Estado.

Huellas del ayer

Miles de personas pisan a diario viejos letreros grabados en granito al
pasar por calles como Reina, Galiano o Monte. En ellas es posible
observar todavía los nombres de antiguas tiendas, en su mayoría
desaparecidas —La Honradez, Colchones Konfort, The Stadium—, o que han
perdido el glamour de antaño —Ultra, La Época, Fin de Siglo—. Ejemplo de
ello es la Casa Fraga. Dicha tienda tiene la mayoría de sus vidrieras
vacías o con una pobre oferta de productos, en el suelo reza el año de
su fundación (1918) y el de la inauguración de su moderno local (1952),
hoy en un paupérrimo estado debido a su falta de mantenimiento.

Las huellas del pasado son visibles también en los poquísimos carteles
puestos en altura y heredados de la república, siendo el más irónico el
de la tienda El Mundo de las Maravillas, de un reducido espacio para
caminar y sin aire acondicionado, o el del local La Lucha —¡vaya
nombre!— con su portal apuntalado por vigas de madera y una fachada con
un estado de filtración y cuarteamiento tal que solo un milagro ha
impedido su derrumbe. Cuando se accede a su interior se nota la falta de
iluminación, la suciedad y la pésima calidad de la magra oferta en
exposición.

Los lugares mencionados apenas si constituyen la punta del iceberg del
estado constructivo en que se encuentra buena parte de la capital del
país, y que pone en entredicho la condición de “maravilla” al cual se le
ha nominado. Lamentablemente, la capital cubana no puede aspirar a esa
condición mientras el castrismo continúe poniéndole frenos a la
iniciativa individual e impida —con su tozudez habitual— el nacimiento
de una nueva Cuba.

Source: “Las ‘maravillas’ de La Habana | Diario de Cuba” –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1382992135_5699.html

Tags: agua, hotel, internet, reportero, transporte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *