Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
December 2012
M T W T F S S
« Nov   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Categorías
Archivos

Vamos bien, (esbirro) Camilo?

?Vamos bien, (esbirro) Camilo?

Martes, Diciembre 18, 2012 | Por Juan Carlos Linares Balmaseda

LA HABANA, Cuba, diciembre, www.cubanet.org -Edelmis Rodr?guez Lobaina

supo desde un principio lo dif?cil que es ser un defensor de los

derechos humanos en Cuba, y lo espinoso que resulta tomar el liderazgo

de una organizaci?n contestataria. Este a?o, en particular, ha sido

fatal para ?l.

Como chofer de ?mnibus urbanos, primero fue sometido a un castigo de

quince d?as sin empleo y sin salario, porque se neg? a firmar un

supuesto edicto del ministro del transporte, el cual obliga a los

choferes a pagar el sobreconsumo de combustible, a raz?n de 26,40 por

cada litro de gasoil extra.

Edelmis considera que tal sobreconsumo se debe al desgaste mec?nico de

los viejos ?mnibus, a la no realizaci?n en tiempo del cambio de los

neum?ticos y de inyectores, y a los mantenimientos inadecuados,

responsabilidades de la administraci?n que se achacan a los choferes.

El segundo castigo lleg? un d?a en que el ?mnibus se rompi? durante el

recorrido y debi? ser tra?do a remolque para la terminal, por una gr?a.

Seg?n la administraci?n, Edelmis viol? la normativa que proh?be el

acceso de los choferes a la zona del parqueo. Luego, la tercera medida

disciplinaria ser?a de seis meses suspendido de su puesto de trabajo,

con un tercio menos de salario, debido a que un inspector, sin poseer el

reloj reglamentario, notific? que iba con 8 minutos de adelanto.

Pero mucho m?s grave que cualquier falta o indisciplina laboral, es

considerada por las autoridades del r?gimen una actitud pol?tica

contestataria. As? que m?s peligroso para Edelmis que todos los

presuntos errores por los que hab?a sido sancionado, fue convocar a la

celebraci?n p?blica del d?a mundial de los derechos humanos, el pasado10

de diciembre. Sin embargo, ?l, como presidente del movimiento Municipios

de Cuba, decidi? asumir esa responsabilidad y sus consecuencias.

El s?bado 8 de diciembre, a las 6 de la tarde, tres oficiales de la

polic?a pol?tica irrumpieron en su casa, en el barrio capitalino de

Santos Suarez. Lo sacaron esposado delante de sus dos hijos, uno de 11

a?os y el otro de 13, y fue conducido en el auto patrullero.

A cinco cuadras de su vivienda, en el parque Santos Suarez, se

detuvieron, y sent?ndolo en un banco, el ya "legendario" oficial llamado

Camilo le advirti? en tono amenazante que estaba a punto de ir a

prisi?n. Luego, siguiendo el ritual represivo, Camilo llam? por su

m?vil, al parecer a un superior, y dijo: "El objetivo est? controlado,

lo tengo aqu?, pero est? renuente". Inmediatamente, volvieron a

introducirlo en el auto patrullero y fue llevado a una oficina cerca del

Sector de la Polic?a, donde persistir?an en chantajearlo.

Camilo le espet?: "Yo tengo suficientes pruebas para procesarte, pero

adem?s tengo videos donde se te ve robando el dinero de la recaudaci?n

en la guagua, y tengo fotos que si tu mujer las ve, te botar?a de su

casa, as? que perder?s tu matrimonio y tendr?s que volver para Baracoa".

El interrogatorio y las amenazas duraron unas horas, y las marcas de las

esposas bien apretadas, unos cuantos d?as.

Al d?a siguiente, a las 10 de la ma?ana, se repitieron las mismas

escenas. Esta vez fue detenido junto al activista Ormeste Bosque

?lvarez, sacado a empujones de su casa y conducido hasta la estaci?n de

polic?a en Aguilera y Lugare?o. All?, nuevamente ser?a interrogado por

el esbirro que se hace llamar Camilo, quien, con desbordante soberbia,

le amenaz?, advirti?ndole que si aparec?a una proclama o una declaraci?n

de los derechos humanos en el parque Villal?n (para donde hab?a

convocado Edelmis), terminar?a sus d?as en la calle.

Dos horas m?s tarde, lo trasladaron a la estaci?n policial del Cerro, y

de ah? para la estaci?n del Cotorro, donde permaneci? durante m?s de un

d?a en el calabozo, en compa??a de muchos otros activistas. La estaci?n

estaba llena de activistas, uno vomitaba, con dolores de cabeza y con

fiebre, debido a que padec?a el dengue.

?Cu?nto combustible despilfarra la polic?a pol?tica tratando de frenar

el inevitable proceso democratizador? Eso sin contar la segura

posibilidad de que existan polic?as corruptos que en vez de reportar que

realizaron mil viajes transportando activistas, dupliquen la cifra, y

as? justifican el combustible que roban para gastar en sus vacilones.

Como empleado de la empresa de ?mnibus urbanos, Adelmis denuncia que

para mantenerse trabajando, los choferes muchas veces deben pagar las

piezas y los arreglos de los ?mnibus de sus propios bolsillos, siendo

los ?mnibus propiedad del Estado.

Con la colectur?a del dinero sucede parecido. Si el chofer no cumple con

la recaudaci?n estipulada en el d?a, puede ser sancionado o expulsado.

El menudo de las alcanc?as lo meten en un dep?sito, hasta que llega el

auto colector, un veh?culo panel no espec?fico para transportar dinero,

perteneciente a la agencia de seguridad y protecci?n. En el centro

colector de La Habana, lo cuentan y env?an la cifra a la terminal. A

veces los choferes estan seguros de que su recaudaci?n era mayor que la

reportada, se quejan, pero es in?til. "El dinero se pierde por el

camino", asegura Edelmis.

Si al chofer se le acaba el mes y no puede cumplir con el plan de

recaudaci?n (plan que var?a de acuerdo con el recorrido, la frecuencia y

el horario en que se efect?an los viajes), entonces no faltar? un

econ?mico en las terminales, quien, por diez cuc, resuelva ese problema

quit?ndole dinero a los m?s destacados y apunt?ndoselo al posible

incumplidor.

En cuanto a la represi?n policial, en el caso de Edelmis llega a toda la

familia. Hace poco, a su cu?ado le echaron por debajo de la puerta una

peque?a nota, en la que se le?a: "Mija?l, te escribe Camilo el de la

Seguridad. Tengo que verte urgente. Escr?beme si Edelmis est? en casa,

de no estar, averigua donde est?. Recuerda que todo es secreto".

A pesar de todo, Edelmis recurri? al buen humor, enviando este mensaje

de repuesta al represor: "?Vamos bien Camilo!", en ir?nica alusi?n a la

frase con que Fidel Castro se congraciaba con el p?blico, en los a?os

60, al preguntarle al muy popular comandante Camilo Cienfuegos si sus

discursos estaban bien encaminados.

La diferencia que hay entre aquel Camilo, legendario guerrillero, y este

Camilo, un aborrecible sicario, m?s que a risa, mueve a l?stima por el

rumbo que tom? de la revoluci?n.

http://www.cubanet.org/articulos/%c2%bfvamos-bien-esbirro-camilo/

Tags: dengue, derechos humanos, embargo, Fidel Castro, guagua, presidente, transporte, vivienda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *