Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
September 2012
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Categorías
Archivos

Qué fuerza tiene un cacerolazo?

?Qu? fuerza tiene un cacerolazo?

[14-09-2012]

Ang?lica Mora

Imagen cortes?a de Ang?lica Mora.

(www.miscelaneasdecuba.net).- ?Qu? fuerza tiene un cacerolazo? Mucha,

sobre todo cuando se van sumando otros y otros hasta hacerse ensordecedor.

Argentina y el regreso del Cacerolazo. La naci?n andina acaba de

demostrar que no se le ha olvidado c?mo realizar este tipo de protesta:

A las 7 de la noche del jueves comenzaron en distintos puntos del pa?s

los 'cacerolazos' contra el gobierno de Cristina Fern?ndez.

La multitudinaria acci?n de rebeld?a y protesta contra el r?gimen de la

Casa Rosada se extendi? como p?lvora por Buenos Aires como punto central

y por el interior del pa?s.

En Mendoza, C?rdoba, Rosario, La Plata, Paran? Bariloche y Mar del Plata

resonaron las cacerolas, sartenes, bocinazos y gritos.

Se pod?an ver en las calles carteles donde se le?a: "?Qu? se vaya!",

"?No queremos ser Cuba!" y "Abajo Cristina!".

Cosa curiosa, un art?culo del periodista izquierdista uruguayo Eduardo

Galeano, autor de "Las venas abiertas de Am?rica Latina" -favorito de

Fidel Castro y Ch?vez- explica el por qu? del ?xito en el pasado de este

tipo de manifestaci?n:

"… Empez? de a poquito, sonando en las cocinas de algunas casas,

cucharones que golpeaban cacerolas, y sali? a las ventanas y a los

balcones. Y se fue multiplicando, de casa en casa, y gan? las calles de

Buenos Aires. Cada sonido se junt? con otros sonidos, la gente se junt?

con la gente, y en la noche estall? el concierto de la bronca colectiva.

Al son de los tachos de cocina, y sin m?s armas que ?sas, se alz? el

clamor de la indignaci?n. Convocada por nadie, la multitud invadi? los

barrios, la ciudad, el pa?s. La polic?a respondi? a balazos. Pero la

gente, inesperadamente poderosa, derrib? al Gobierno. Los invisibles

hab?an ocupado, cosa rara, el centro de la escena".

En Chile, este tipo de protesta se populariz? durante el gobierno de

Salvador Allende. Dentro del pa?s, la oposici?n proclam? la

"desobediencia civil" para defender -entre otras cosas- el derecho de

propiedad y la libertad de ense?anza.

En esos d?as de la d?cada de los 70, el caos y la imposici?n de un

sistema ajeno al sentir de la mayor?a de la poblaci?n hizo reaccionar

los chilenos, que salieron a las calles a manifestar su disconformidad,

especialmente afectados por la crisis econ?mica.

Mi amigo y colega el trovador izquierdista Patricio Manns, con quien

trabaj? en Santiago de Chile en Radio Balmaceda, narra la atm?sfera de

lo que era el pa?s en esa ?poca.

…"En las zonas rurales, los campesinos se apoderaban de tierras a?n no

expropiadas para acelerar la reforma agraria. En esa ofensiva contaban

con el apoyo del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), que desde

fuera del gobierno afirmaba que "el enfrentamiento es inevitable".

Cuando el gobierno anunci? la creaci?n de una empresa estatal para el

transporte de carga, los due?os de camiones paralizaron el pa?s a partir

del 10 de octubre de 1972, que marc? el comienzo de una ola de huelgas

que arrastrar?a a comerciantes, industriales, gremios profesionales y un

sector de los mineros del cobre.

La crisis desencaden? incertidumbre, mercado negro, desabastecimiento y

una inflaci?n anual que se elev? a 500%.

"?Atr?s, atr?s… gobierno incapaz!", fue una de las consignas que

coreaban las manifestaciones opositoras. Todas las noches, miles de

mujeres de los barrios elegantes de Santiago y otras ciudades golpeaban

sus cacerolas vac?as."

Los cacerolazos se han extendido por el mundo. En Espa?a se realizaron

protestas de esta clase el 11 de marzo del 2004, luego del acto

terrorista en la estaci?n de trenes de Madrid, donde perdieron la vida

191 personas.

En Cuba Uruguay y Venezuela, el pueblo ha llevado a cabo varios cacerolazos.

Como se ve, las protestas pueden tener diferentes voces, calladas como

un ayuno o ruidosas como golpear los utensilios de la cocina.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=37091 Tags: Chile, Fidel Castro, libertad, transporte, Venezuela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *