Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
May 2012
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Categorías
Archivos

Los impuestos y el alumbrado público

Los impuestos y el alumbrado p?blico

mayo 3, 2012

Mar?a Matienzo Puerto

HAVANA TIMES, 3 mayo — ?Con los impuestos que pagamos, no podr?an al

menos garantizarnos el alumbrado p?blico?

Ya s? eso pasa en todas las partes del mundo, pero como aqu? no hay

prensa "roja," alguien tiene que protestar, ?no?

Les cuento.

Anoche fui a visitar a una amiga que vive cerca de mi casa. Aqu? mismo,

en Alamar, unas zonas m?s adelante, por donde entra el ?mnibus.

Entre los cuentos para ponernos al d?a (hac?a mucho que no nos ve?amos),

la comida y los caf?s, sal? de noche para la parada, sin pensar que

estar?a aproximadamente dos horas esperando un ?mnibus que me acercara a

mi casa.

No voy hablar del transporte. Ya todos saben que ese es un t?pico

dif?cil en Cuba, sobre todo cuando nos damos cuenta de que toda la

crisis del mundo se ha concentrado en el parque automotriz de esta

ciudad, por no decir de la isla.

Voy a contarles sobre el susto que pas? cuando decid? cruzar Alamar en

la noche (10:30 pm). Realmente yo no acostumbro a caminar muy tarde en

la noche por mi barrio, pero esta vez por necesidad tuve que hacerlo, no

sin pensarlo antes, porque la oscuridad de estas calles es aterrorizante.

Una vez me pas? que tropec? y por poco me quedo sin dedo gordo del pie.

Se lo achaqu? a que iba entretenida conversando y a que la bober?a, a

veces, se paga cara.

En fin, esta vez iba sola cuando decid? que deb?a atravesar unas diez

cuadras entre edificios, matorrales y bosques. Y cuando menos me lo

imagin? ten?a a un hombre detr?s.

Al principio pens? que era otro transe?nte obstinado de esperar por el

?mnibus que nunca lleg?, nos obstante, apret? el paso porque no me

agradaba andar con un desconocido por aquellos lugares. No me sorprendi?

demasiado cuando ?l tambi?n apret? el paso.

Entonces mi cabeza empez? a maquinar. Me quit? los aretes. Guard? el

reloj en la cartera. Saqu? el m?vil. Todo sin perder la velocidad que

hab?a ganado, con mi perseguidor detr?s.

Sin perder la cordura, me fij? en el edificio m?s cercano y pens? que

ser?a una buena idea llegar a cualquier apartamento y pedir ayuda, pero

en eso aparecieron un grupo de adolescentes. Les cont? y cuando miramos

el hombre se alejaba a la misma velocidad con que me segu?a.

Los adolescentes me dejaron lo m?s cerca de mi casa que les fue posible

y yo mir? al cielo para agradecerle a TODO, entonces vi las bombillas y

me pregunt? por qu? no las encienden.

Cuantos tenemos que pasar el susto, o cuantos tienen que ser violentados

para que enciendan, al menos un bombillo en la calle.

As? esta toda la ciudad. Pero en Alamar se han dado casos de pandillas

que dan golpes y ni siquiera es para robar. Sin embargo, seguimos en

penumbras.

http://www.havanatimes.org/sp/?p=63167 Tags: comida, embargo, ganado, transporte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *