Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
December 2011
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Categorías
Archivos

Las cuentas claras del cuentapropismo

Las cuentas claras del cuentapropismo

Los cuentapropistas se han convertido en los competidores n?mero uno de
los ciudadanos a la hora de adquirir los productos alimenticios en los
mercados causando no poco malestar entre ellos.

Yordanis Manrique/ Especial para martinoticias.com 27 de diciembre de 2011

Publicado a los cuatrovientos como una de las aperturas y progresos del
sistema, el cuentapropismo en Cuba significa solo un entretenimiento
para la poblaci?n de la Isla. Ni salida a la crisis ni alternativa para
paliarla tampoco, am?n de que las cifras de los autorizados crezca
considerablemente (cerca de 200 mil personas en los dos ?ltimos a?os).

Las causas del reconocimiento oficial de estas labores justifican la
incapacidad del Estado para controlarlo todo y ante una evidente crisis,
la soluci?n a los "disponibles"- un eufemismo con que el gobierno cubano
llama a los desempleados- se present? como toalla en el ring.

Luego de la intervenci?n de los peque?os negocios en los primeros a?os
del triunfo revolucionario, se rompi? una cadena hist?rica de
tradiciones y oficios que se tejieron y consolidaron una generaci?n tras
otra. Los hijos de los campesinos abandonaron la tierra para estudiar en
las grandes ciudades, los expropiados ya no seguir?an con el negocio de
sus padres, en tanto la superaci?n cultural y la pol?tica se
convirtieron en la quimera ciudadana del socialismo cubano gracias a que
los rusos supl?an con creces sus d?ficits productivos.

Sin reconocimiento social, muy cerca de la marginalidad, permanecieron
quienes eran poseedores de habilidades manuales o potencialidades en el
ofrecimiento de un servicio independiente a los del Estado. En algunos
casos, perseguidos, en otros, tolerados por una coyuntura de crecientes
necesidades, el trabajo independiente permaneci? a la sombra durante
mucho tiempo.

En la d?cada del 90, nuevamente la cuerda afloj? su nudo, pero poco a
poco se fue ajustando a tal punto que la cifra inicial se redujo hasta
niveles cr?ticos. A los impuestos del Estado se sumaron
extraoficialmente los de los inspectores, que tambi?n cobraban por su
cuenta en productos o en dinero. Si a lo anterior le agregamos la
presi?n de los c?rculos de poder contra los particulares, entonces
explicar?amos la actual campa?a de prensa a legitimar este tipo de
empleo y a educar a los dirigentes intermedios en tal sentido, quienes
todav?a no soportan la idea de que exista algo en lo cual no puedan
meter sus narices.

El tercio de mill?n de personas autoempleadas en la Isla, no constituyen
una mejor?a para la econom?a nacional. Si aproximadamente el 66 por
ciento no ten?an v?nculo laboral, es decir, que ejerc?an la actividad
sin autorizaci?n y el 16 procede de los jubilados, ?qu? queda para los
1,3 millones de disponibles en Cuba si hasta la fecha los provenientes
del trabajo estatal solo representan el 18 por ciento de este sector?

Adem?s de esto, alguien me puede explicar ?c?mo es posible el
crecimiento mientras se reducen los empleos, por tanto, la principal
fuente de dinero circulante y aumentan quienes compiten por repartirse
el escaso dinero de la Isla?

Dentro de las actividades m?s representativas, seg?n medios de prensa
estatales, se incluyen el transporte de pasajeros, la elaboraci?n y
venta de alimentos, los trabajadores contratados, el arrendamiento de
viviendas y el carretillero o vendedor de productos agr?colas a
domicilio. Un an?lisis econ?mico muy simple del asunto indica un
reciclaje dentro de un laberinto sin salida debido a que no se produce
ninguna riqueza material.

En este aspecto, los cuentapropistas se han convertido en los
competidores n?mero uno de los ciudadanos a la hora de adquirir los
productos alimenticios en los mercados causando no poco malestar entre
ellos.

?Por qu? no se estimula la peque?a y mediana producci?n que le permita
subir las exportaciones a la Isla? ?Por qu? no se le da acceso a los
cuentapropistas a medios de producci?n y no solo a medios de consumo?

La ampliaci?n de 10 mil carretilleros en siete meses nada dice de una
mejor?a en la Isla salvo la de nuevos cobros de impuestos para el
gobierno. M?s bien confirma la tesis de que unos pocos sostienen la
falta de productividad de muchos.

Los cr?ditos y las recientes flexibilizaciones en las relaciones entre
cuentapropistas y entidades estatales, van en carretas mientras el mundo
persigue la velocidad de la luz. En las encrucijadas de la econom?a
cubana, el cuentapropismo solo es un entretenimiento m?s del circo.

http://www.martinoticias.com/noticias/cuba/las-cuentas-claras.html Tags: transporte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *