Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
November 2011
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Categorías
Archivos

Jagüey Grande, donde la obra crece

Agricultura

Jag?ey Grande, donde la obra crece

La empresa citr?cola estatal no solo es incapaz de explotar con
eficiencia las plantaciones, sino que lleva ante los tribunales a
quienes recogen algunas frutas a punto de podrirse

Iv?n Hern?ndez Carrillo, Col?n (Matanzas) | 17/11/2011

As? reza una valla de hormig?n a pocos metros de la Carretera Central,
cuando te adentras por la carretera del Pirineo rumbo al poblado de
Agramonte. Perfecta planicie donde a partir del a?o 1971 se produjo una
din?mica constructiva a favor de edificaciones destinadas a escuelas
para estudiantes de la Ense?anza Media B?sica y Superior, a las que se
dio eufem?sticamente el calificativo de "Escuelas de nuevo tipo".
Especie de fragua milagrosa de donde saldr?a el "hombre nuevo", una de
las metas en la extensa, variada y no menos tenebrosa utop?a de Fidel
Castro.

En el l?mite inferior de la citada pancarta, resalta el dibujo de dos
naranjas en el flanco izquierdo y a la derecha un libro abierto, como
para que el viajero deduzca que arrib? al emporio citr?cola y
educacional por excelencia del pa?s.

A pesar de los a?os trascurridos jam?s hab?a reparado en aquella
pancarta, y mucho menos en el contraste existente entre lo planteado por
el r?gido letrero y el agreste paisaje matancero, hasta que un amigo
cercano me exhort? a recorrerlo.

Una ma?ana de este octubre decid? incursionar por sus caminos y
carreteras montado en mi fr?gil bicicleta. Hoy puedo asegurarles que
aunque fueron much?simos los kil?metros pedaleados bajo un sol intenso,
no repar? en el cansancio ni en el agotamiento f?sico propios de mi
falta de entrenamiento para estos menesteres, pero s? pude comprobar
c?mo la demagogia, el inmovilismo pol?tico, la ausencia de amor y la
p?sima administraci?n de quienes detentan el poder desde el a?o 1959 en
nuestro pa?s, lo han destruido todo; incluso la educaci?n, la ense?anza
de las nuevas generaciones de cubanos que con tanta alharaca siempre han
llevado como tarjeta de presentaci?n en los foros internacionales donde
se mueve la maquinaria castrista. Ya podr?n observar algunas fotos del ?rea.

Para quienes duden de la veracidad de mi art?culo, les invito a que
vengan a recorrer los campos de esta regi?n. Podr?n sus ojos ponerse en
contacto con el estado grimoso de la mayor parte de sus plantaciones; o
ver c?mo solo presentan una fachada constructiva aceptable las escuelas
que fueron preparadas para estudiantes de pa?ses latinoamericanos como
parte de las pol?ticas edulcoradas que buscan promocionar a trav?s de la
Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra Am?rica (ALBA).

Que vengan los turistas, los de la prensa extranjera acreditados en La
Habana, el cuerpo diplom?tico en pleno. Se llevar?n las manos a la
cabeza en se?al de consternaci?n al contemplar el abandono en que han
sumido todo. Podr?n comprobar que, no obstante, la madre natura no
retira su prodigio bienhechor y ver?n los frutos amarillos que denotan
la madurez alcanzada, desvanecerse sobre la tierra, porque esta gente
lleg? al poder y se mantiene hace m?s de 50 a?os con el ?nico lauro de
haber convertido en polvo y cenizas a nuestra otrora Perla de las Antillas.

Pero digo m?s. La empresa citr?cola estatal que posee la encomienda de
explotar con eficiencia las plantaciones y que las convirti? en un gran
fraude caracterizado por la p?rdida total de la rica naranja en las
opciones alimentarias del cubano, es la misma que, usando al cuerpo
represivo por excelencia en nuestro pa?s —la polic?a—, lleva ante los
tribunales a quienes recogen algunas frutas para comer all? o para
llevar a su familia y resultan sorprendidos por su equipo de custodios,
sin importarles que las naranjas y las toronjas se pudran debajo del
?rbol por el abandono estatal.

Como siempre en Cuba, las sanciones son excesivas, abusivas, criminales.
As? resulta la infligida en la causa n?mero 25 del 2011 contra
Francisco, Florencio y Aliester Navarro, quienes por ser t?o y primos
respectivamente del ex prisionero de conciencia F?lix Navarro Rodr?guez,
han sufrido el decomiso de su viejo cami?n Ford del a?o 1951, del cual
depend?an para lograr el precario sustento a la familia. Florencio fue
contratado por supuestos finqueros del poblado de Torriente, en el mes
de enero, para transportar hasta la capital del pa?s un cami?n cargado
de sacos de naranjas y las mismas resultaron haber sido recolectadas en
los sembrad?os abandonados.

?Qu? hizo el tribunal de Jag?ey Grande? Sin tomar en cuenta que
Florencio es un cuentapropista y que posee Licencia Operativa para
efectuar servicio de transporte de cargas, le sancion? a dos mil pesos
de multa y al decomiso del cami?n. Sanci?n que afecta por igual a su
padre Francisco y a su hijo Aliester aunque en el viaje solo estuvo
involucrado ?l.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/jagueey-grande-donde-la-obra-crece-270608 Tags: Fidel Castro, transporte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *