Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
March 2010
M T W T F S S
« Feb   Apr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Categorías
Archivos

EL MITO DE LA SALUD PÚBLICA EN CUBA

EL MITO DE LA SALUD PÚBLICA EN CUBA
2010-03-08.
Norberis Frómeta Leyva, Frente Unido La Demajagüa, Los Ángeles California

(www.miscelaneasdecuba.net).- Desde un inicio del triunfo de la
revolución cubana en 1959, se trató de vender al mundo una imagen de una
aparición divina, de la salud pública en la Cuba revolucionaria.

Yo tuve la suerte de conocer un poco a fondo, la verdadera realidad de
ese Ministerio, ya que yo administraba una farmacia piloto en mi pueblo,
y fui observando como, poco a poco, fueron desapareciendo los
medicamentos de mejor calidad, y nunca fueron sustituidos por otros que
pudieran igualar su efectividad.

En nuestra farmacia hubo productos de, por lo menos veinte laboratorios
diferentes que competían entre si. Mantuve una relación muy estrecha con
los médicos que trabajaban en el hospital, que solo se encontraba a dos
cuadras de la farmacia. Además, estaba encargado de supervisar el estado
físico de todos los productos que recibía el hospital y de los que se
encontraban almacenados para garantizar que la población recibiera
medicamentos en buen estado.

Lo sorprendente de todo esto es que a raíz de yo tomar esa
responsabilidad, me encontré en un cuarto del hospital, que se usó como
almacén en el año 1963, alrededor de dos toneladas de medicinas de alta
calidad, de laboratorios que ya no existían en Cuba, productos muy caros
y de uso diario como fueron: antibióticos, decadrón en frascos de mil
tabletas y que cada una de ella tenía un valor a la venta de un peso
cubano, vitaminas de todo tipo, incluyendo la B-12 de 1000 mg,
antiparasitarios, antitamínicos, antidiarréicos, colagogos,
reconstituyentes, desinflamatorios, anticatarrales, antieméticos,
antipiréticos, sedantes, antiácidos, etc. Este hallazgo me impresionó,
yo pensé que podríamos resolver un sin números de problemas de escasez
que ya se venían presentando en toda la nación.

Cuando comencé la inspección me dí cuenta que solo una tercera parte del
cargamento podía ser para uso del hospital, y el resto fue a parar a un
lugar donde se destruyó, se le prendió fuego.

Todavía estas series de irresponsabilidades están a la orden del día en
las administraciones de la revolución de los hermanos Castro. Lo que si
se controla muy bien, es la seguridad del poder político, ya que el
interés consiste en mantenerse en el poder, no importa si el pueblo
sufre, o se muere.

Tuve muchos amigos médicos en ese tiempo, y confidencialmente me decían
que ellos no podían atender bien a los pacientes por varias razones, y
algunas de ellas eran que recibían salarios como si fueran cortadores de
caña, después de haber pasado 8 años en la universidad, el no tener los
medicamentos adecuados para cada enfermedad, el verse atrapados en
hospitales que parecen barracas de haitianos en plena cosecha de café,
el no tener transporte privado, el no tener una casa decente, el no
poder expresar libremente los problemas que se presentan en los hospitales.

Son muchas las quejas de los médicos cubanos. Por eso cuando salen a
misiones internacionales, una gran parte de ellos, se quedan en los
países adonde los llevan.

Siempre hay sus privilegiados dentro del Ministerio de Salud Pública, y
por ende, esos elementos se convierten en los sicarios que son usados
por la Seguridad del Estado en los hospitales adonde son llevados los
enfermos de las prisiones políticas, y luego maltratados hasta el punto
de aniquilarlos.

Recientemente fue asesinado el patriota Orlando Zapata Tamayo, al cual
lo mataron por medios de métodos fríamente calculados, y con sadismo fue
un objetivo militar para el sistema. Pero para nosotros es un mártir, el
cual nos dejó un gran legado, para que no olvidemos que el enemigo se
mantiene tan cruel como en la década de los sesenta cuando diariamente
se fusilaban a decenas de jóvenes por negarse a ser cómplices de sus
crímenes. Ellos se mantiene aferrados al poder, y debemos de entender
muy claro el mensaje de nuestro hermano Orlando Zapata Tamayo. Para
sacar a los Castro del poder y a su grupo de asesinos habrá que derramar
mucha sangre.

Ahora se perfila la pérdida de un nuevo héroe, el hermano Guillermo
Fariñas (Coco).Yo no soy muy devoto a que hombres, como estos
compatriotas se inmolen. Si respeto sus decisiones, ya que traspasan los
límites del valor personal, pero, debemos entender, que al enemigo debe
de hacersele una guerra donde ganemos batallas con la menor pérdida de
vidas. Claro, la muerte de Orlan-
do Zapata Tamayo ha estremecido los cimientos del régimen totalitario
cubano, no hay rincón del mundo que no haya escuchado la noticia, y que
comprendan que en Cuba el cambio es inevitable, por eso, yo le seguiré
llamando a este año, el "Año de la Libertad".

Estos sacrificios humanos recientes y los que en décadas pasadas también
enlutaron a cientos de familias, deben de servir como ejemplo a los que
nos encontramos comprometidos con ellos y nuestro pueblo por alcanzar la
libertad de nuestra Patria. Llegó el momento de que nos definamos hacia
que coalición dentro de Cuba nos vamos a integrar los grupos del exilio
y los de la isla. Yo vengo observando como se desarrolla el trabajo de
la oposición dentro de Cuba, mediante informaciones de la Directiva de
la Coalición Frente Unido "La Demajagua", y por otras vías.

Nosotros estamos considerando una posible integración de nuestra
coalición con la coalición de los partidos de la corriente liberal
nacional cubana. Pensamos en que de ahí pueda surgir uno de los partidos
políticos más poderosos para ir a competir con los demás que surjan, una
vez, Cuba sea liberada.

Es tiempo ya de ir haciendo algo parecido a lo que hicieron los
mambises. Salvador Cisneros fue presidente en armas, Martí creó el
Partido Revolucionario. Pues las cosas que están sucediendo y que se ven
y las que no se ven y también suceden, son las que nos mandan el
mensaje, como cuando un radar capta a los aviones del enemigo. Todas las
baterias antiaéreas se ponen en alerta.

No soy iluso, soy optimista y me fundamento sobre la lógica. Por este
medio le hago llegar un abrazo solidario al hermano de lucha Pablo Silva
Cabrera, que se encuentra un poco enfermo, además de felicitar al
matrimonio de Héctor y Gisela Palacios, por brindarle apoyo al amigo
Pablo, ya que los han alojado en su propia casa y lo llevan diariamente
al hospital.

Salud y suerte para todos.

EL MITO DE LA SALUD PÚBLICA EN CUBA – Misceláneas de Cuba (8 March 2010)
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=26125

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *