Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
February 2008
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  
Categorías
Archivos

Los cubanos, con apatía política y esperanza económica

Los cubanos, con apatía política y esperanza económica
Jueves 14 de Febrero, 2008 8:01 GMT

LA HABANA (Reuters) – Fidel Castro podría despedirse este mes del poder
después de casi medio siglo, y algunos cubanos, como José Carlos, no se
han enterado.

"No sé, asere (amigo). Ahora me entero. No estoy prendido del mundo ese.
No veo el noticiero", dice el estudiante de 15 años.

Tumbado bajo el sol en el muro del Malecón, el paseo marítimo de La
Habana, José Carlos está más preocupado por cómo regresar a su casa en
las afueras de la capital. Es que el transporte, dice, "está en candela".

Los cinco dólares que su madre le dio para pasar el día en La Habana con
su hermana y un amigo se les fueron en unas cervezas y una caja de
cigarrillos.

"Ellos (el Gobierno) tienen cosas buenas y cosas malas. Pero yo digo que
aquí, en Cuba, no tengo futuro. Y no estamos hablando mal del Gobierno,
estamos hablando de la realidad", explica.

José Carlos sabe, por ejemplo, que no tendrá que pagar ni un centavo
para estudiar ingeniería en la universidad. Pero también sabe que su
padre se gastó 15 dólares, el sueldo de un mes, en las chanclas que él
calza.

Ignora que el Parlamento cubano se reunirá el 24 de febrero para renovar
el ejecutivo y aclarar si el "Comandante" de 81 años, que no aparece en
público desde que enfermó hace un año y medio, sigue o no como jefe de
Estado.

"Todo el mundo sabe lo que va a pasar: todo seguirá igual", opina su
hermana Zuleyma, una estudiante de medicina de 22 años.

Igual que el 70 por ciento de los cubanos, ambos nacieron después del
triunfo de la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder.

"Yo es lo único que conozco. No sé cómo sería sin él", cuenta Zuleyma.
"Pero hay cosas que imagino que pueden mejorar, porque no hay necesidad
de que estén así", afirma.

"COSAS RADICALES"

Mucha gente todavía no percibió las "cosas radicales" que ha dicho Raúl
Castro desde que reemplazó en el poder a su hermano Fidel hace casi 19
meses, dice Carlos Rangel, un dirigente de la Unión de Jóvenes
Comunistas en la Facultad de Economía.

"Ese es uno de los retos que tenemos nosotros. (…) La gente hoy está
más puesta para la economía doméstica, que para lo que pueda pasar en la
dirección del país", dijo el estudiante de 21 años.

Raúl ha reconocido, por ejemplo, que los sueldos equivalentes a 15
dólares son "claramente insuficientes", aunque los cubanos reciban
ciertos alimentos subsidiados y no paguen la educación ni la salud de
sus hijos.

Al final de la jornada, muchos regresan a casas que comparten con hasta
tres generaciones de parientes por culpa de un déficit de medio millón
de techos.

Raúl Castro promovió a finales de 2007 un debate nacional para
diagnosticar los problemas de Cuba. El pueblo habló sin pelos en la
lengua y la respuesta, dijo, es más socialismo.

El hermano de Fidel ha entusiasmado a muchos con su estilo franco y
voluntad por reactivar la oxidada economía socialista, pero hasta ahora
pocos han sido los resultados visibles.

"Como esto no se cae ni se arregla, uno tiene que preocuparse por lo
suyo. Yo hasta que no vea los cambios en la mesa de casa, no me creo
nada", dice Angel, un profesor jubilado de 64 años.

Muchos como él dicen estar absorbidos por la proeza de llegar a fin de
mes en un sistema socialista en donde el Estado paga los salarios en
pesos cubanos y cobra los productos importados en una moneda dura 24
veces más fuerte.

/Por Esteban Israel/

http://www.invertia.reuters.es/news/newsArticle.aspx?type=topNews&storyID=2008-02-14T070148Z_01_LAR370235_RTRIDST_0_OESTP-CUBA-FUTURO-ENFOQUE.XML

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *