Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
December 2007
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Categorías
Archivos

Vive Cuba pendiente de Fidel Castro,

17/DICIEMBRE/2007
Vive Cuba pendiente de Fidel Castro
Francisco Ramírez / La Habana / Notimex

Cuba vivió en 2007 pendiente del futuro político de Fidel Castro hasta
que en las postrimerías del año fue nominado candidato a las elecciones
del Parlamento en enero de 2008, despejando así el camino para una
eventual reelección presidencial.

Al figurar como aspirante a ocupar uno de los 614 asientos de la
Asamblea Nacional (para igual número de candidatos), el convaleciente
líder queda en posibilidad de que el nuevo Consejo de Estado que surja
de ese órgano lo seleccione como presidente otros cinco años.

El canciller Felipe Pérez Roque indicó que la inclusión del mandatario
de 81 años en el listado de aspirantes "es una expresión de que avanza
el proceso de su recuperación", pero analistas opinaron que ello no
implica necesariamente la renovación de su mandato.

El vicepresidente Carlos Lage aseguró que Castro trabaja como presidente
del Consejo de Estado y está volcado en la "importantísima tarea" de
"hacer conciencia", y el líder del Congreso Ricardo Alarcón estimó que
si es elegido diputado "sería el mejor candidato para presidir el país".

Fidel Castro abandonó el 31 de julio de 2006 el ejercicio directo de sus
cargos, que ostenta en forma temporal su hermano Raúl, y desde entonces
sólo ha sido visto en fotos y vídeos de la televisión tras una sucesión
de cirugías gastrointestinales.

Antes de la nominación, analistas especularon que con las elecciones
habría una transferencia definitiva y que en el futuro Castro, con medio
siglo empuñando el timón, se desempeñaría como orientador y referente
histórico a partir de sus frecuentes editoriales en la prensa.

La fragmentada oposición, declarada ilegal por el gobierno, acogió la
postulación como un mensaje de "inmovilidad" del sistema que obstaculiza
eventuales reformas como las de la década del 90 que permitieron al país
comenzar a remontar la crisis tras la caída de la Unión Soviética.

Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y
Reconciliación Nacional (CCDHRN), opinó que ese hecho "refleja la
decisión de seguir reproduciendo un modelo totalitario de gobierno en
Cuba", pues Castro es "el principal freno para (aplicar) reformas
modernizadoras".

A juicio de Eloy Gutiérrez Menoyo, del grupo moderado Cambio Cubano,
mientras el mandatario ejerza su influencia política "no habrá
posibilidad de cambios", entre ellos conceder un espacio legal a una
oposición independiente.

Otro de los acontecimientos que marcaron el año que termina fue la
negativa de Estados Unidos a considerar ofertas públicas de La Habana
para negociar en pie de igualdad el prolongado conflicto bilateral,
desacreditando además la sucesión entre los dos hermanos.

Dos de esos llamados fueron hechos por Raúl, un general de 76 años que
gobierna con un estilo discreto, metódico y pragmático, y convocó el 26
de julio último a debates abiertos sobre la situación económica y social
del país proponiendo hacer los cambios estructurales necesarios.

Mientras los participantes en esas reuniones confirmaron las penurias de
los bajos salarios, alimentación, vivienda y transporte, académicos
estiman que se debe ir al fondo de la cuestión, es decir la propiedad
social, papel del mercado en el socialismo y participación ciudadana en
las decisiones.

En otro hecho relevante, por decimosexta ocasión consecutiva la Asamblea
General de Naciones Unidas condenó en octubre pasado el embargo
económico de Washington a La Habana, al aprobarse una resolución por 184
votos a favor, cuatro en contra y una abstención.

Funcionarios cubanos consideraron el hecho un "contundente rechazo" a un
discurso pronunciado días antes de la votación por el presidente de
Estados Unidos, George W. Bush, que llamó a otros países a sumarse a su
cruzada por lograr un cambio del régimen socialista unipartidista.

Para el economista disidente Oscar Espinosa Chepe. "el real bloqueo es
el interno".

Esto porque -sostuvo- por casi 50 años el gobierno cubano "ha llevado
(al país) a una enorme crisis económica, social, política, demográfica y
ecológica" que genera un éxodo en busca de mejores condiciones de vida.

Mientras perdura ese rezago de la Guerra Fría, funcionarios como
Fernando Remírez de Estenoz, miembro del Secretariado del Partido
Comunista, señalan que entre las prioridades de Cuba están la lucha
contra el embargo y la defensa del derecho a su independencia y soberanía.

Según Remírez de Estenoz, la elección en octubre pasado de más de 15 mil
delegados (concejales) a las Asambleas Municipales, con su alta
participación, demostró "el abrumador apoyo de la población a la
Revolución cubana".

Dijo asimismo que el país se encuentra en un proceso de recuperación
económica.

Representantes de la oposición interna, que el gobierno tilda de
"mercenarios" a sueldo de Estados Unidos, sostienen que en 2007 se
mantuvo la represión y las violaciones a los derechos humanos pero
reconocieron un descenso de 283 a 246 presos políticos.

Según Elizardo Sánchez, "persiste la violación sistemática e
institucionalizada de todos y cada uno de los derechos civiles,
políticos, económicos e incluso culturales que consagra la Declaración
Universal de Derechos Humanos".

"Nosotros no podemos ver avances de derechos humanos mientras nuestros
disidentes estén siendo encarcelados", argumentó por su parte Marta
Beatriz Roque, presidenta de la ilegal Asamblea para Promover la
Sociedad Civil.

En la primera semana de diciembre ocurrió en la ciudad de Santiago de
Cuba, a unos 900 kilómetros de La Habana, un hecho que pudo dañar la
mejoría progresiva de las relaciones Iglesia-Estado, que en el pasado
vivieron momentos de tensión extrema.

Policías irrumpieron en un salón anexo a la iglesia de Santa Teresita
para arrestar en forma violenta a un grupo de disidentes que habían
marchado desde la Catedral para interceder por un opositor preso.

Un grupo ilegal promotor de las garantías individuales calificó el
incidente de "profanación".

Pero el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, desmintió el
término y dijo que autoridades políticas pidieron disculpas por lo que
había sucedido, en una reunión en la que ambas partes "lamentamos la
situación, deseando que esto no vuelva a ocurrir de nuevo".

http://www.am.com.mx/Nota.aspx?ID=176739&strPlaza=Leon&IDPlaza=1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *