Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
August 2007
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Categorías
Archivos

FIDEL CASTRO, SOFISMA Y VERDAD

FIDEL CASTRO, SOFISMA Y VERDAD
2007-08-29.
Florencio Sánchez, Investigador, Tenerife, España

Larga fue la faena de Sócrates (467 – 399 a.n.e), el gran filósofo
griego, para rebelar la falsedad de los sofistas, la práctica que
ejercían de la retórica y de la educación, en que se cultivaban con el
propósito no de encontrar la verdad o los medios para abocarse al
conocimiento como fuente de la sabiduría, sino con el espurio propósito
de ganar la contingencia de su punto de vista, fuese el que fuese,
mediara o no la verdad y la razón. Verdad a medias, que no es por lo
tanto la verdad.

A tiempo estamos todavía de encarar a un personaje contemporáneo e
histórico, que ha convertido el juego de palabras y el engaño en su modo
de vida cotidiano, como hace más de dos milenios atrás lo hacían los
sofistas de la antigua Grecia. Nos referimos al Dr. Fidel Castro Ruz.

Fidel en sus años de estudiante debió haber bebido de esas fuentes, lo
cierto es que durante toda su vida ha usado sofismas. Pero a diferencia
de los antiguos griegos, con un poder y unas consecuencias mucho
mayores. Veamos sin pretender seguir un orden cronológico, como "el
verde como las palmas", ha mentido groseramente a Cuba y al mundo
durante los cerca de 50 años que ejerce el oficio de tirano.

Al ser interpelado sobre su posición política en los tiempos de La
Sierra Maestra y del triunfo revolucionario respondió: "Soy verde como
las palmas", se refería al sentido de cubanía, al proceso democrático
popular, que en una revolución había derribado una tiranía y contaba con
el apoyo de amplios sectores dispuestos a emprender una etapa más digna
y benefactora para todos, pero eso pronto cambió, luego sería todo rojo,
rojo como Stalin, puesto que lo que llevó a América fue el estalinismo.

Se dice Martiano, " una nación de todos y para el bien de todos" ,
también lo escribió en la Constitución de la República de Cuba, pero ya
hacía muchos años que había dicho "de los humildes, por los humildes y
para los humildes", ya excluyó a muchos cubanos, y eso que no aclaró que
además planeaba mantenerlos humildes por muchos decenios, recuérdese que
el salario de un trabajador en la Cuba del siglo XXI oscila entre los 8
a los 15 dólares mensuales, apenas 50 centavos de dólar al día.

En su discurso a los intelectuales en la Biblioteca Nacional en 1960
decía, "con la Revolución todo, contra la Revolución nada". Ya eso es
bastante totalitario y ajeno a muchos de los que habían luchado por
derrocar a Batista, pero todavía se guardaba decir que él, su capricho,
su antojo, su interpretación, eran la Revolución. Recuérdese que en un
sistema totalitario el único poder y la única ley que existen es la
voluntad del mandante. Más claro hubiera dicho "con la Revolución todo,
contra la Revolución nada y la Revolución soy yo".

Dice que respeta los asuntos internos de otros países, sin embargo a
modo de ejemplo, en noviembre de 2005 recibió a una Delegación de
Alcaldes de Bolivia. Las elecciones presidenciales de ese país eran al
mes siguiente, y ahí mismo les hizo el anuncio: "que vengan todos los
bolivianos que quieran estudiar medicina, no se preocupen les pagamos
hasta el pasaje". Luego dijo: "solo los jóvenes que tengan
condiciones",…se le había ido un poco la mano. La cosa es que en Bolivia
triunfó un viejo invitado suyo en La Habana, el Sr. Evo Morales. Pero
mientras paga el pasaje a los bolivianos; en Cuba, ¿qué hay del
transporte?, ¿qué hay del derecho al transporte defendido como ley por
la ONU.?

En Cuba, la gente se amontona en los "puntos de amarillos" a la espera
de un transporte cualquiera, sea un carro ligero, un camión, una
carreta, una rastra con barandas, lo que sea. En ciudades del interior
la posibilidad a veces está solo en los coches de caballo, pero que
además de entorpecer el tránsito y estar restringidos, no tienen
horarios, se necesita hacer varias combinaciones, etc. El transporte
desde las provincias a la capital, es un ómnibus diario cada 100 000 o
150 000 habitantes, si las reservaciones han disminuido es por los
precios (que puede significar fácilmente una semana ó mas de trabajo).
Los trenes parecen ser del siglo XIX, pero con la diferencia de que es
difícil saber cuando van salir y cuando van a llegar. El deterioro y el
abandono en que se encuentra el sector del transporte es diariamente un
tremendo dolor de cabeza para la mayoría de los cubanos.

Entre los muchos apodos con que lo nombran los cubanos esta "el viejo de
las ollitas"; ello fue por las muchas horas que dedicó en la televisión
al tema de los equipos electrodomésticos que se distribuían con el fin
de ahorrar electricidad, sin embargo durante muchos años estuvo
prohibido entrar a Cuba ollas eléctricas, calentadores, etc. Los que se
atrevían a hacerlo, podían ser decomisados por los aduaneros si eran
descubiertos. Aun hoy día, las restricciones se mantienen vigentes para
los hornos de microwavew.

Durante una de esas charlas sobre las ollitas, a teatro lleno en la
primavera de 2006, en un momento de jactancia dijo "y no sé como se nos
escaparon esas motos ruidosas que andan por ahí". Se refería a las
motos, que jóvenes cubanos traían de países socialistas de Europa en los
años 80, luego de terminar sus etapas de estudio o trabajo. Se cree
Dios: es él quien decide que entra a Cuba y que no.

En el país donde el transporte es un desastre, los cubanos no tienen
derecho a ir a una tienda y elegir un coche, una moto, un tractor, un
camión, lo que sea. Eso no existe. Los autos particulares modernos que
se ven son aquellos adquiridos como estimulo por trabajador destacado
durante la época del campo socialista ó mas recientemente, por haber
laborado como profesional en el extranjero y luego de haber aportado
directamente al estado el 75 % de todos sus salarios, del 25 % restante
pagar un coche.

Pero eso es mas complicado, por que ese 25% tiene que ser superior a 6
000 dólares y además, estar depositado con bastante anterioridad en un
banco. Luego el coche no tiene traspaso, quiere decir que no puede
venderse. Si la persona se va del país el estado se queda con él. No
necesita mucha explicación que el porcentaje de cubanos que cumplen con
esa condición es bajísimo.

La relación coches por cada mil habitantes debe ser de las más bajas del
mundo. Hasta las bicicletas se han convertido en una opción difícil por
lo caras (todoterreno cubana, marca Minerva – $200.00, las normales
Minerva cubana – $ 70.00), además escasean las gomas, las cámaras, los
frenos adecuados. Parece una simpleza, pero muchos cubanos se matan en
esas bicicletas semi-destartaladas todos los años, la miseria mata y
Fidel es su mecenas.

Una de sus frases preferidas es "la culpa la tienen los imperialistas,
los americanos, la tiene el bloqueo", él llama bloqueo a lo que los
norteamericanos acertadamente llaman "embargo". Recordemos esto: desde
los primeros meses de 1959 comenzó a aplicarle a las propiedades
norteamericanas la expropiación ó nacionalización, en su variable
preferida – sin renumeración, aquellos (los norteamericanos) muy
prestos, respondieron con las medidas que limitan entre otras cosas, el
comercio entre los dos países.

Lo cierto es que no pudo comerciar con los EEUU, pero sí con todo el
campo socialista, y con todos los que en el resto del mundo, tuvieran y
quisieran venderle, vendedores siempre sobran, las zonas francas, etc.
Ahora tiene a Venezuela, al ALBA. A lo que vamos es, que el verdadero
bloqueo, lo tiene él impuesto al pueblo de Cuba. Cuba es un
archipiélago, todo entra por los puertos, los aeropuertos, todo es
chequeado por los funcionarios de Aduana.

Existe prohibición a los ciudadanos naturales de entrar todo tipo de
motores de combustión, máquinas herramientas, todo tipo de elementos
relacionados con la TV. satelital, no se comercializan en las tienda de
Cuba a los particulares computadoras, solo algunas piezas, etc. Pero
además, el mayor bloqueo es el que ejerce sobre los individuos, nos
referimos ahora a las profesiones, a la libertad de empresa.

Por ejemplo, Cuba es una isla pero el oficio de pescador privado no
existe, la pesca autorizada es solo como deporte, no se puede pescar y
mucho menos comercializar ese producto. Si no se puede vivir legalmente
de pescar, ¿que podemos esperar para otras actividades que usan materias
primas (las materias primas son controladas por el Estado, quien fija su
precio casi siempre en divisas y desproporcionado) como harinas, azúcar,
maderas, acero, otros metales, leche y derivados, combustibles, etc.?

Durante los primeros años de los 90 producto de la aguda crisis
económica (se hacían colas de más de dos cuadras para comprar una
hamburguesa a lo cubana) se permitieron alrededor de dos (2) centenas de
oficios privados, los llamados trabajadores por cuenta propia,
paladares, pizzeros, refresqueros, talabarteros, vineros, maniceros,
hosteleros, reposteros, torneros, hojalateros, carpinteros.

A pesar de todas las adversidades, el nuevo sector sobrevivió y comenzó
a crecer, aumentando su número a algunos cientos de miles (abandono del
sector estatal, caracterizado por los muy bajos salarios de miseria) y
mostrando eficiencia en su gestión, calidad en el servicio, competencia,
diversidad, identidad, amor a lo propio, proyección al futuro, aumento
de su calidad de vida y solvencia, independencia, independencia de Fidel.

Por lo que pronto comenzaron a entorpecer el desarrollo de estas
actividades de todas las maneras posibles, por ejemplo si se está en
edad laboral (de 18 hasta 60 años) para solicitar una patente hay que
trabajar indispensablemente para el estado 8 horas diarias, es decir,
estar vinculado a un centro de trabajo, y luego entonces, hacer la faena
propia, la que da verdaderamente los medios de vida. Actualmente, ya más
de la mitad de los oficios que al inicio se permitieron están congelados
o completamente eliminados, solo se renuevan las licencias a quienes ya
las tienen, pero que no se abren nuevas licencias.

Si el dueño de la patente muere (muchos cuentapropistas, son jubilados)
se pierde la consignación. En ocasiones situaciones como esta, generan
problemas mayores, pues cuando el negocio es familiar, un paladar por
ejemplo, donde los hijos, el cónyuge, los hermanos entre otros,
contribuyen en la cocina, en el acarreo de los víveres, en la atención
al comensal etc., y muere el consignatario, como la patente es
congelada, todos aquellos que participaban en ella, quedan sin trabajo y
sin la posibilidad de renovar la actividad que venían realizando .

Si el consignatario se muda hacia una zona congelada para este tipo de
actividades, también puede perder la patente, lo mismo que si comete
algún tipo de fraude ó indisciplina. El origen de las muy escasas
materias primas es chequeado con rigor. O sea la posición el Estado es
abiertamente negativa en relación al cuentapropismo. El resultado es la
disminución sensible del número de cuentapropistas.

"En Cuba no hay libros prohibidos, solo que ni hay dinero para
comprarlo". Este sofisma pronunciado en La Feria del Libro de La Habana
(1998) fue lo que prendió la chispa para la creación de las bibliotecas
independientes, según refiere su propio presidente, sin embargo ya
muchas de ellas están cerradas y muchos de sus activistas presos.
Difícil que en Cuba se publiquen obras de autores como Vargas Llosa,
Reinaldo Arenas, Djilas, Owen y otros. Controlar la información que le
llegue al pueblo, es una necesidad fundamental para Fidel.

Sobre los precios "la culpa de los altos precios en los agromercados la
tienen los intermediaros, los particulares, los campesinos codiciosos".
Para él, la culpa siempre la tienen otros. Luego de las sucesivas
expropiaciones, leyes de reforma agraria y presiones de diversa índole,
puede con amplio margen afirmarse que más del 65 % de las tierras en
Cuba esta en manos del Estado y alrededor de otro 20 % pertenece a
algunas de las otras formas de propiedad estatal (cooperativas, granjas,
etc.), por lo que para el sector privado queda apenas un 10 % de las
tierras.

Y a ese sector particular, que no tiene créditos para maquinaria, ni
transporte, ni casi nada que le sea beneficioso, sino por el contrario
lo que tiene son una cantidad de leyes y medidas manipuladas, el
responsable de los precios de los frijoles, de las frutas, la carne.
Recordemos además que el estado es el dueño de casi toda la maquinaria,
de casi todo el transporte, del dinero y de casi todo en Cuba.

Suyas (de Fidel) son las tiendas de recaudación de divisa donde el
guajiro después que vende la libra de frijoles a $10.00 cubanos = $0.40
centavos de dólar, tiene que ir a comprar los azulejos del baño a $13.00
promedio el metro cuadrado, o pagar alrededor de $45.00 dólares por una
llave Stersompt de 10 pulgadas (si tiene suerte y la encuentra ), o peor
gasta como muchos sus perreados chavitos (CUC) en un par de zapatos que
aunque caros son de baja calidad y a lo sumo le durarán tres meses. Los
precios de los artículos en las tiendas de recaudación de divisas son
con facilidad el 230 – 250% más que los precios del proveedor. ¡Rentable
a la fuerza es el Comandante!

Dijo en Argentina hace unos años que, " en Cuba con un dólar se compran
104 litros de leche", Pérez Roque que estaba al lado se viró y lo miró –
Apretaste comandante, pensó. Esa mentira grosera ya es común que la
repitan él y todos los de la nueva clase en Cuba y también muchos
despistados en el extranjero. Nadie va con un dólar y compra en ninguna
tienda de Cuba 104 litros de leche. Para adquirir eso hay que ser un
niño de menos de 7 años y adquirir una bolsa de leche un día si un día
no, en el transcurso de 104 días. Para las personas adultas (de 12 a 60
años) durante mucho tiempo no hubo nada, reciente invento la
distribución del chocolatín. El precio del mercado subterráneo para la
leche es de 4 ó 5 litros por dólar.

Pérdida de identidad, capricho fidelista, trabazón y miseria, todo eso
es la misma cosa. Podría producirse mas leche, pero en Cuba los
propietarios de ganado vacuno no
pueden comercializar la leche
libremente, (jamás sacrificar el ganado y vender la carne = cárcel) sino
que tienen que vender una cuota de su producto obligatoriamente al
Estado bajo un precio irrisorio (entre 50 y 150 centavos de peso cubano,
se necesitan 24 pesos cubanos para comprar un dólar americano) para
luego vender el excedente a un precio 6 ó 8 veces superior.

Por lo general los pequeños productores no tienen apoyo en el alimento
para el ganado, no tienen transporte, necesitan de ingresos para poder
costearse el precio de la vida, para ellos y para los suyos, por lo que
están obligados a recurrir solo al mercado negro, y entonces es
legitimo, pero ilegal y tienen el peligro (como sucede a menudo) de que
le confisquen la leche y los medios en que la transporta, por esas
irregularidades el vaquero está en una situación de compromiso
"esfuerzos – resultados – riesgos" y resuelve atender solo unas pocas
vacas. Esto mismo ocurre en casi todos los sectores de la campiña cubana
y el resultado es similar. Piensan -si no puedo progresar, me voy del
campo, que se lo coja el muy cabrón.

Recientemente lanzó a la prensa internacional su proclama contra los
biocombustibles y en medio de ella asevero que "Cuba nunca más vivirá
del azúcar", y justificó las bajas producciones de los últimos años
(alrededor de 1,5 millones de toneladas métricas, menos que hace 100
años) imputándoselo al cambio climático y a que es una faena muy dura,
casi infrahumana; pero veamos cual es la historia: En los años 50, Cuba
producía alrededor de 6 millones de toneladas de azúcar cada año y era
el primer exportador mundial, además con una tradición de varios siglos
en el cultivo, la cosecha, la elaboración y en la vanguardia tecnológica
del ramo.

La nación cubana lo hizo casi todo desde ese sector. Las propiedades
nacionalizadas a principios de la Revolución en ese sector superaron en
valores los más de 1000 millones de dólares de aquella época,
intervenidas sin renumeración casi 200 plantas. "Ahora son del pueblo"
dijo. A pesar de declararse enemigo del monocultivo y de querer
diversificar la economía fue el principal promotor , impulsor y
responsable de la famosa Zafra del 70 ó de los diez millones, fue su
capricho que había que hacer 10 millones, destituyó a quien quiera que
le argumentara la imposibilidad y la locura de esa meta.

Movilizó a todos los sectores de la población cubana a las buenas ó a
las malas, estudiantes, ganaderos, arroceros, militares, maestros,
intelectuales, todos. Sembró de caña toda tierra que le pareció, para
ello desatendieron ó destruyeron frutales (aguacates, mangos, naranjas),
campos de cultivos, ganaderías, etc. Esfuerzos humanos y recursos
materiales fueron convocados sin límite.

Finalmente en la primavera de 1970 sacó a la gente de los campos, los
reunió en La Plaza de la Revolución y les dijo "solo ocho (8) millones
se pudieron hacer"¨. Luego promovió un carnaval popular (con lo poco que
quedaba) y nuevamente a fajarse con los americanos, esta vez el motivo
eran unos pescadores detenidos por las Antillas Menores. Siempre hay que
desviar la atención y tener a la gente entretenida. Nunca produjo diez
(10) millones de toneladas de azúcar. Lo que si hizo fue explotar a los
azucareros al máximo, pagaba y paga a los hombres muy poco. Ej. A un
trabajador que cortara, trozara, transportara y luego colocara y tapara
la caña de semilla un surco de 100 m solo le paga $6.00 pesos cubanos;
alrededor de treinta (30) centavos dólar.

Todo un día de trabajo. Siempre llorando, que el precio del mercado
mundial es muy bajo, que solo son uno ó dos reales de dólar la libra. A
los centrales azucareros les sacaba y les sacaba y no les ponía más que
lo mínimo indispensable para que no se pararan. El resultado es que los
hombres ya no tienen ni dientes, las zonas azucareras son las más
humildes, las plantaciones son raquíticas y los ingenios se fueron
desbaratando poco a poco. Los últimos años han sido, los más funestos,
de los casi 150 funcionando en 1995, en el 2005 solo quedaban en activo
alrededor de 70, los demás los convirtió en cochiqueras.

Por ello el economista Carmelo Mesa Lago afirmaba que Fidel no podía
ahora sacar ventajas de la subida de los precios del dulce. Por lo demás
los cubanos se libraron de las movilizaciones masivas de antaño y total
que cuando desean una cantidad de azúcar mayor que la asignada en la
"cuota", tienen que acudir a las tiendas de recaudación de divisas del
Comandante y pagar a $2.00 dólares el Kg.

En las ultimas semanas de 2006, después de una larga ausencia en la TV
Nacional, reapareció en las pantallas, cualquiera hubiera pensado que
era para felicitar por el fin de año, por la navidad ó para averiguar
como le iba a la gente con las ollitas nuevas y los refrigeradores que
les había "repartido", pero no; apareció su cara larga y sus ojos de
loco para anunciar "que nunca había visto al mundo en mayor peligro",
Ho! Es que esa es una de sus especialidades – meter miedo, tener a los
cubanos alarmados – y de paso deja brotar desde su más profundo ser la
ansiedad porque el mundo entero esté en ruinas, ya que entre otras
cosas, eso es lo que mas él a traído para Cuba, RUINAS.

Para cerrar por ahora, quisiera recordar aquello que utilizó para título
de uno de sus libros "toda la gloria del mundo cabe en un grano de
maíz", parece que lo que no cabe es el egoísmo. En el anuncio que hizo
para el traslado temporal de poderes muestra como además de ser el
Presidente del país, de ser el Primer Secretario del PCC, era el
amamantador principal de los programas de salud, de educación, de la
batalla de ideas y de cuanto se mueva en Cuba. Con 80 años, casi 50 de
tirano, medio postrado y no es capaz de transferirle el poder ni a su
propio hermano, sino que sigue jodiendo. Más que egoísmo, eso es
soberbia. Hay algunos que piden orar porque abandone esa soberbia,
pierden el tiempo; se morirá engañándose y engañando.

Nos gustaría proponer una columna de opinión con el título que encabeza
el trabajo, además que sería útil seguir con el recuento de estos
"Sofismas de Castro".

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=11350

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *