Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
June 2007
M T W T F S S
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Categorías
Archivos

Anciana Muere por Derrumbe

Anciana Muere por Derrumbe

Dr. Darsi Ferrer Ramírez

6 de junio de 2007

La Habana – bitacoracubana – El desplome de parte de las paredes del
entre piso terminó de modo trágico la conversación de María Esther
Balledor con su hija, el pasado 18 de mayo, en su apartamento cito en
Infanta #652, municipio Centro Habana.

La abrupta caída de la estructura impactó a la anciana de 83 años,
causándole varios traumatismos de gravedad, que provocaron su muerte
días después del lamentable suceso.

Un total de 27 familias conviven en ese edificio de tres plantas, al que
funcionarios de la entidad municipal de la vivienda lo declararon
inhabitable desde hace más de 8 años, por presentar críticas condiciones
dado el marcado deterioro constructivo.

Según cifras oficiales, en Centro Habana el coeficiente de derrumbes
parciales o totales es 1, 97 por día. Los albergados, sin esperanzas de
tener casa propia, y casos sociales alcanzan el 47, 3 % de la población,
con más del 65 % del parque habitacional en la categoría de regular o
mal estado.

Durante el 2005 en dicho municipio se contabilizaron 1667 derrumbes, con
un saldo de 11 muertes y decenas de lesionados. El año pasado disminuyó
el número de derrumbes a 774 gracias a que no se sufrió la embestida de
ciclones.

De "estática milagrosa" califican los funcionarios de la vivienda en
Centro Habana 73 edificios que constituyen las construcciones en peores
condiciones de la zona. "Vivos de milagro" sería la clasificación más
apropiada para referirse a los miles de pobladores de tales recintos.

Las autoridades reconocen que la vivienda, junto con el transporte y la
alimentación, constituyen problemas caóticos en el país. La situación
habitacional no muestra alternativas de solución por la carencia de
programas viables de rehabilitación, reparación y construcción de viviendas.

Estadísticas oficiales señalan en 600 mil el déficit habitacional,
mientras investigaciones de entidades foráneas, entre ellas, las del
académico exiliado Carmelo Mesa Lagos, ubican por encima del millón el
referido déficit.

El plan habitacional aprobado por el Estado desde el 2006 se propone
anualmente la construcción de 150 mil casas y 380 mil acciones de
conservación y rehabilitación. Funcionarios del Gobierno culpan al
embargo y a las deficiencias, ilegalidades y hechos de corrupción de
trabajadores y dirigentes como las principales razones para justificar
el incumplimiento del mismo.

En su alegato "La Historia me Absolverá" el Sr. Fidel Castro denunció el
problema de la vivienda en Cuba, al que calificó de tragedia por existir
en aquel entonces, según sus estadísticas, 200 mil bohíos y chozas, así
como 400 mil familias hacinadas en barracones, cuarterías y solares.

Actualmente se contabilizan, sólo en Ciudad Habana, 113 asentamientos
ilegales –llega y pon– conformados por millares de casuchas y bohíos,
además de existir centenares de albergues en pésimas condiciones. Miles
de familias se encuentran autoalbergados en construcciones inhabitables
con peligro de derrumbe.

Por todo el país es común el panorama de construcciones apuntaladas,
otras destruidas y muchas en condiciones de franco deterioro. La venta
de materiales de construcción sólo se realiza en las tiendas de divisas
a precios excesivos.

La compraventa de viviendas está prohibida para los cubanos. Aunque las
permutas son lícitas, están reguladas por infinidad de trámites
restrictivos.

Los miembros de la nomenclatura, los militares, las obras de la "batalla
de idea" y el sector del turismo tienen prioridad en la asignación de
viviendas y materiales. Con frecuencia el Gobierno dona toneladas de
módulos y materiales de construcción a países como Venezuela, Nicaragua
y Bolivia.

A lo largo de 50 años el régimen de Castro a invertido infinidad de
recursos y millones de dólares para dotar al país de túneles y
construcciones militares, con la intención de derrotar a los "invasores
yanquis".

Sin haberse disparado ni un tiro aún, la anciana María Esther Balledor
se suma a la enorme lista de bajas civiles, aplastados por las ruinas de
las edificaciones.

Darsi Ferrer es el director del Centro de Salud y Derechos Humanos "Juan
Bruno Zayas".

http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=4899

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *