Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
March 2007
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Categorías
Archivos

Ferrocarriles de Cuba, una desgracia

Ferrocarriles de Cuba, una desgracia
Ahmed Rodríguez Albacia (Jóvenes sin Censura)

Bitácora Cubana, 4 de febrero de 2007 – La Habana

Una verdadera desgracia es tener que montarse en un tren en Cuba. No se
respetan horarios ni higiene. Te parece estar en un tren militar más que
civil, pues viajan en él cientos de oficiales de la policía y de las
Fuerzas Armadas Revolucionarias.

No hay seguridad sobre los equipajes de los viajeros; la delincuencia
aumenta. Los malhechores se roban cualquier equipaje de quien se quede
dormido y se lanzan del tren –como se ve en las películas del oeste–, al
despertar la víctima se da cuenta de que se quedó sin lo poquito que tenía.

Los baños sólo se pueden comparar con los descritos por Armando
Valladares en su libro "Contra toda esperanza", no hay quien respire ni
se le acerque porque navegas en orine y heces fecales.

Estos trenes pertenecientes al Ministerio del Transporte Cubano de la
Cadena Ferrocarriles de Cuba, se atrasan hasta 24 horas y nada pasa, no
hay respeto al pueblo y como siempre, los dioses, como se les llama en
Cuba a los turistas, tienen preferencia al pagar en divisa.

Un anciano de 78 años, nombrado Severino Barrero, llevaba 4 días en la
estación central de ferrocarriles de la provincia Ciego de Ávila,
esperando un pasaje. Llegaron 4 italianos y el viejo se quedó sin
asiento, no pudo alcanzar pasaje, tuvo que montar clandestinamente,
sobornando al representante del tren.

Por todo el tren se encuentran personas de pie y tiradas en el piso,
porque la necesidad de viajar los obliga a transportarse como animales.

El cansancio a causa de viajar en estos trenes que parecen ser para
ganado es terrible. El piso y las ventanas son una mugre de churre, y
son tan lentos, añadido a que siempre hay roturas, que los viajes
demoran hasta 24 horas; a veces más.

Antes del 59 el ferrocarril cubano era una joya; ya perdió todo su brillo.

http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=4151

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *