Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
December 2006
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Categorías
Archivos

La muerte en bicicleta

ECONOMIA
La muerte en bicicleta

Leonel Alberto Pérez Belette

LA HABANA, Cuba – Diciembre (www.cubanet.org) – Las incoherencias,
desaciertos y presuntos malos manejos económicos de las mega-empresas
estatales Cimex y Caracol S. A. (este último rectorado por el Ministerio
del Turismo, MINTUR), continúan perjudicando e irritando al pueblo de
Cuba. Dominando casi toda la red en divisas del mercado interno de
ventas minoristas, lucran con la necesidad del pueblo.

Una de las más significativas quejas de la población es en torno a la
reciente odisea particular producto de la venta de bicicletas, en las
diferentes cadenas de tiendas, sin la garantía de la existencia de
piezas, gomas y recámaras de repuesto. Por supuesto, a altísimos precios
en moneda convertible. Una amplia estafa continuada al pueblo de la
Isla, ya de por sí empobrecido por medidas artificiales. Se trata de un
punto neurálgico debido a que el transporte se ha tornado tan deficiente
y caro que el uso de bicicletas viene a ser uno de los paliativos. La
carencia ha disparado las ventas y las pingues ganancias del Estado
cubano, quien se revela con un creciente interés en las ganancias
económicas y poca voluntad por resolver el asunto.

Según declaró una trabajadora de Caracol S. A., “las bicicletas fueron
adquiridas en China y las entidades rectoras no contemplaron ni
autorizaron la compra de los insumos de repuesto. Es más, no nos han
autorizado a hacer nuevas compras. Es una comisión ministerial quien se
encarga de estas decisiones”, dijo. ¡Vaya visión socialista donde nadie
piensa en la protección al cliente!

No son los extranjeros los que compran bicicletas en la Isla, mucho
menos los dirigentes. Sus automóviles no usan esas gomas. Los mercedes
Benz del comandante no usan cámaras 24. Es el pueblo más humilde quien
se ve forzado a emplear este medio de transporte, cuya herencia por uso
indiscriminado son enfermedades de la próstata, hipertensión y de ves en
cuando inminencias ortopédicas por ser uno mismo la carrocería.

En estos momentos no es posible encontrar recámaras de bicicletas en las
tiendas del país. Los empleados estatales dijeron que ellos mismos
estaban asombrados, “muy pocas veces nos entra este tipo de productos,
sobre todo gomas con diámetro 24, sin embargo el gobierno vende las
bicicletas de este modelo.” Tampoco los clientes salen del
establecimiento con todos los servicios que debieran disponer, dado a
los precios que se ven obligados a pagar. En los últimos tiempos ni
grasa para la preservación tienen los engranajes. Una empresa fue
contratada para el ensamblaje, pero en la práctica sólo hacen lo mínimo.

Es curioso que la inventiva de algunos cubanos le haya encontrado
solución al problema a partir de la improvisación con mangueras de agua
perteneciente al cuerpo de bomberos. Asombrosamente, este mercado negro
está prosperando gracias a la ineficiencia de los visionarios directores
económicos gubernamentales. No me cabe en la cabeza como pueda ser más
rentable la construcción de recámaras de aire para bicis, a partir de
gomas de alta presión, las cuales son más caras en el mercado
internacional, además que deberían estar supuestamente salvaguardadas
por militares y disponibles para otras funciones.

Las bicicletas no son la única extorsión a la economía doméstica, sino
cientos de productos, que van hasta una simple máquina de afeitar sin
cuchillas de reposición. La esencia del problema no está en el embargo,
como lo quieren hacer ver algunos funcionarios y sí en el bloqueo mental
de los que dirigen.

Sucede que varios de los compradores de estas empresas no son los más
calificados economistas del país, sino hijos, familiares en general,
concubinas de los dirigentes y otros comisarios políticos. El propio
hijo de Bencomo, el director de Cimex, administra una empresa financiera
extranjera y sólo posee el bachillerato como nivel de instrucción.

Tanto el MINTUR, como Cimex se han visto envueltos recientemente en
escándalos de corrupción por cobro de comisiones y otros delitos, lo que
ha provocado purgas internas, decomisos de propiedades y penas
carcelarias. Nada se ha hablado de la responsabilidad civil adquirida
por estas entidades con los principales perjudicados, el pueblo. Los
hechos demuestran que el mar de fondo sigue siendo el propio sistema
económico socio-fidelista, implementado a todos los niveles en la Isla.

De momento, el pueblo sigue sufriendo, uno tras otro, los errores y
oportunismos de los que están al frente de la militarizada camarilla
empresarial.

http://www.cubanet.org/CNews/y06/dec06/07a10.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *