Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
November 2006
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Categorías
Archivos

Cuba afronta la extincion de los camellos del Caribe

Cuba afronta la extinción de los “camellos” del Caribe

23 de noviembre de 2006, 02:04 AM

La Habana, 23 nov (EFE).- Durante años, los “camellos” y sus cuévanos
colmados de pasajeros han destacado entre las “criaturas de la fauna
urbana” de La Habana, una estampa que los problemas crónicos de
transporte en la ciudad pueden condenar a la extinción.

Los “camellos”, denominados así por la particular forma en “v” abierta
que forman los extremos del remolque de pasajeros, asemejándose a dos
jorobas arrastradas por un camión, resultan una imagen curiosa para el
turista pero son sinónimo de sufrimiento para los usuarios.

Los pasillos saturados, el bosque de brazos colgados de barras o
cualquier punto al que asirse, la imposibilidad de moverse y hasta los
golpes con las puertas que se cierran sobre los pasajeros más rezagados,
hacen que un viaje en “camello” sea una auténtica travesía por el desierto.

Las autoridades del transporte metropolitano tienen un “plan de
sustitución paulatina” de estos autobuses, que pueden llevar más de 260
personas, por otros de menor capacidad pero más modernos y cómodos, que
ha desatado la cacería del “camello” del Caribe.

Alberto, un conductor de “camellos” de La Habana, explica a Efe que se
han retirado alrededor de una veintena y que deben quedar en las calles
poco más de 60.

Pero el problema del transporte no se reduce a los “camellos” porque el
sector es uno de los que mayor deterioro sufrió en la isla a partir de
1990, con la crisis económica generada por el derrumbe de la Unión
Soviética.

La ciudad proyecta la estampa de un “zoológico” de artefactos en el que
conviven “almendrones”, vetustos autos particulares de los años 50;
“cocotaxis”, triciclos revestidos con una carcasa esférica abierta en su
parte frontal, y taxis en moneda nacional y divisas.

Junto a ellos, bicicletas techadas al estilo oriental; autobuses chinos,
comprados; españoles, canadienses y de otros países, donados; camiones;
sidecars particulares y hasta vehículos armados con piezas de otros, se
entremezclan en un heterogéneo crisol de automotores que evidencia el
drama de los habaneros para desplazarse.

Las necesidades son tan acuciantes que la “botella”, como denominan los
cubanos al autostop, es para muchos la forma más recurrente de transporte.

“En la guagua (autobús) tardo una hora y media en llegar a trabajar;
haciendo botella, aunque no tenga suerte y tenga que esperar, lo hago en
40 ó 50 minutos”, asegura Yoanis, una empleada que recorre cada día los
15 kilómetros que separan su vivienda en Marianao de su lugar de trabajo
en la Habana Vieja.

Los semáforos del centro de la capital se convierten en los horarios
pico en plataformas de autostopistas a la caza de espacio en algún
coche, una práctica que el Gobierno ha tratado de fomentar con la
creación de puntos de embarque de pasajeros controlados por inspectores.

Los vehículos de organismos estatales -reconocibles por el color azul de
su matrícula- tienen la obligación de llevar pasajeros cuando su
recorrido lo permita.

La medida ha tenido un éxito parcial que ha llevado a las autoridades a
lanzar campañas de concienciación para los conductores e, incluso, a
publicar el número de chapa de los vehículos que no obedecen la normativa.

El diario “Juventud Rebelde” denunciaba recientemente las actitudes de
los chóferes que no se detienen, aunque informaba de que, entre enero y
octubre, se registraron 22 millones de viajes por este medio, un 35 por
ciento más que en todo 2005.

El problema del transporte es tan grave que fue tildado de “crítico” por
Carlos Manuel Pazo, antes de que, hace un mes, fuera destituido como
ministro del ramo, cargo que ocupa desde entonces el miembro del Buró
Político Jorge Luis Sierra.

En un intento por atajar el problema, Cuba ha realizado compras
millonarias para renovar y aumentar la flota de vehículos,
fundamentalmente a China, donde el año pasado adquirió mil autobuses de
la marca Yutong.

En medio de este galimatías, los “camellos” agotan sus días para
tristeza de los turistas; incertidumbre de algunos usuarios que se
preguntan cómo se van a sustituir vehículos que siendo tan grandes van
colmados hasta las jorobas y alivio de otros que resignadamente los
utilizan a diario.

http://espanol.news.yahoo.com/s/23112006/54/internacional-cuba-afronta-extinci-n-camellos-caribe.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *