Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
June 2006
M T W T F S S
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Categorías
Archivos

El mango en congreso

AGRICULTURA
El mango en congreso

Ana Leonor Díaz, Grupo Decoro

LA HABANA, Cuba – Junio (www.cubanet.org) – En Cuba se califica como
“arroz con mango” a cualquier asunto confuso, absurdo o contradictorio,
para destacar que algo no tiene lógica, a pesar de que al paladar hindú
esta mezcla resulta lo más fino del arte culinario.

Ahora, en esta isla de lo real maravilloso, versión tropical de la
fantasía y la ilusión, se ha celebrado un congreso del mango, al que
fueron invitados productores de México y varios países caribeños.

La ciudad de Santiago de Cuba organizó el evento, al que la propaganda
oficial calificó de “científico”. Ciertamente, en las afueras de la
ciudad, en la zona de El Caney, se cultivaban los más sabrosos mangos de
Cuba, especialmente las variedades bizcochuelo y toledo. Por el resto de
la Isla se alzaban majestuosas las matas de mango de diferentes
variedades. Hoy el mango es un manjar exótico y difícil de conseguir.

Y es que desde hace mucho tiempo comprar y comerse un mango en Cuba
linda con la ciencia ficción. Sólo los turistas (o la nueva clase en el
poder) tienen acceso a la fruta, que se vende, a veces, en los mercados
de libre oferta. Asombrosamente, el precio de un mango equivale al de
una manzana cultivada en los Estados Unidos, que el gobierno vende a
seis pesos, unos 30 centavos de dólar.

Los árboles frondosos lo mismo daban sombra a los cafetales en las
montañas, que a los bañistas en las playas. Y no había patio en las
casas de campo, e incluso en las afueras de la ciudad, que no contara
con una mata de mango de cualquier variedad.

Las fincas en las afueras de La Habana dedicadas al cultivo del mango y
otros frutales sufrieron la tala inclemente, con el propósito de sembrar
caña, café, o conseguir leña; y cinco sucesivos huracanes a partir del
año 2001 arrasaron de oriente a occidente con plantaciones sembradas 70
años atrás.

El mango no es un cultivo prioritario, pero escasea tanto como el arroz,
el maíz, la malanga, el boniato y la yuca.

En Santiago de Cuba, donde los mangos del Caney fueron inmortalizados
por Félix B. Caignet y el trío Matamoros, la producción de la fruta no
es mejor que en el resto del país. Dos meses antes de celebrarse el
“congreso del mango”, los responsables de la agricultura se quejaron de
que no podían abastecer ni siquiera a los tres hoteles más importantes
de la ciudad, debido a que la empresa encargada de cosechar y distribuir
la fruta no tenía transporte suficiente. De manera que el mango se
perdió antes de comenzar el evento.

Hace diez años, un militar retirado residente en el municipio Arroyo
Naranjo, en Ciudad de La Habana, recibió algunos fondos y una pequeña
parcela de tierra sembrada de mangales con el propósito de elaborar un
preparado líquido para distribuir gratis entre algunos enfermos de
cáncer, previa presentación de un resumen de historia clínica, ya que al
mango se le atribuyen ciertas propiedades curativas de la enfermedad.

En un reportaje transmitido por la televisión se entrevistaron a varias
personas que desde la madrugada se acercan al almacén donde se prepara
el producto, conocido como Vimana. El gobierno proyecta producirlo
industrialmente en forma de tabletas.

En Cuba, un mango es una persona joven de buena presencia. De esa manera
los más jóvenes llaman a otros para destacar las cualidades de una fruta
cada vez más escasa. ¡Le zumba el mango!

http://www.cubanet.org/CNews/y06/jun06/30a9.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *