Transport in Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendario
November 2005
M T W T F S S
    Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Categorías
Archivos

Ofensiva antipopular

ECONOMIA
Ofensiva antipopular

Oscar Espinosa Chepe

LA HABANA, Cuba – Noviembre (www.cubanet.org) – El incesante proceso de elevación de los precios al consumidor que se observa en la economía cubana desde hace tiempo, continúa. Un perverso fenómeno que agregado a otros presentes, como la dualidad monetaria, hace más difícil la vida a los cubanos.

Ahora le tocó el turno a la cotización del kilowatt/hora (Cuadro 1), con incrementos exorbitantes que van de un 50% para los consumidos entre 100 y 150 kollowatts/hora, hasta un 333.3% para los que superen los 300.

Cuadro 1

INCREMENTO EN EL PRECIO DEL KILOWATT/HORA CONSUMIDO MENSUALMENTE

Rango

Precio anterior pesos

Precio actual pesos

Incremento %

Monto TOTAL actual a pagar pesos

Primeros 100 Kw/hora

0.09

0.09

9.00

Más de 100 Kw/hora hasta 150

0.20

0.30

50.0

24.00

Más de 150 Kw/hora hasta 200

0.20

0.40

100.0

44.00

Más de 200 Kw/hora hasta 250

0.20

0.60

200.0

74.00

Más de 250 Kw/hora hasta 300

0.20

0.80

300.0

114.00

Más de 300 Kw/hora

0.30

1.30

333.3

(a)

(a) 114 pesos más todo el consumo por encima de 300 Kw/hora, a razón de 1.30 pesos por Kw/hora consumido

Fuentes: Periódico Granma, 23 de noviembre de 2005
Cálculos del autor.

Aunque la medida se quiere disfrazar como un deseo de incrementar progresivamente el bienestar material de los ciudadanos que viven de sus salarios y sus pensiones, y disminuir las crecientes diferencias sociales, en la práctica redundará en mayor pobreza y en un aumento de las desigualdades, al constituir un gesto parcial que soslaya que el problema esencial de la economía cubana radica en un sistema generador del despilfarro y la ausencia de racionalidad.

Es cierto que los precios de los productos y los servicios no pueden permanecer estáticos por mucho tiempo dadas las cambiantes condiciones de la economía a escala global. Verdad ignorada e incluso atacada por las autoridades cubanas durante decenios, cuando calificaban la inflación como una categoría económica capitalista ajena a la supuesta sociedad socialista.

Pero actualmente, con las nuevas concepciones neoliberales que parecen haber aceptado, los incrementos de precios en el mercado mundial sólo parecen a
fectar los productos y servicios, desconociendo los salarios y las pensiones reales, que siguen deteriorándose a pesar de los insignificantes incrementos nominales de los últimos meses, incapaces de contrarrestar la carrera al alza de los precios al consumidor.

Llama la atención que para justificar el incremento del precio de la electricidad se alega una “evidente despreocupación de la ciudadanía en cuanto al gasto de electricidad”, cuando todo el mundo sabe en Cuba que el verdadero despilfarrador de energía ha sido el Estado en todo momento. Recuérdese el colosal derroche de petróleo y otros recursos enviados por la Unión Soviética y otros países del Este de Europa hasta fines de los años ochenta. Estado de cosas prevaleciente y recién reconocido oficialmente, al ponderarse la posibilidad de un uso más racional de la energía, con el consiguiente ahorro de las dos terceras partes de la consumida actualmente.

La pretendida “vocación socialista” actual de elaborar un sistema salarial basado en el principio de distribución “de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo”, supuestamente orientado a que el salario se convierta en el principal estímulo material que reciba el hombre por su aporte a la sociedad, mueve a risa y representa una ofensa a la inteligencia de los cubanos. En los casi 47 años de anárquico capitalismo de estado, ningún país en el mundo ha estado tan alejado del conocido principio socialista como Cuba. En ningún lugar el trabajo creador ha sido tan preterido, ni los trabajadores tan explotados y convertidos en meras piezas, sin derechos ni esperanzas, sin siquiera tener sindicatos que los respalden y defiendan, en una nación donde paradójicamente existió una rica tradición sindical y líderes históricos como Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias, quienes por su pureza de principios y actuación trascendieron nuestras fronteras.

Quien ponga en duda lo anterior puede comparar los incrementos de precios acaecidos en la electricidad con las migajas dadas paralelamente a los trabajadores, pensionados y usuarios de la asistencia social.

Cuadro 2

INCREMENTO EN SALARIOS, PENSIONES Y ASISTENCIA SOCIAL MENSUAL

CONCEPTO

PESOS

Equivalente $US

Equivalente CUC (d)

Incremento %

Monto mensual reajustado PESOS

Salario medio

43 (a)

2.15

1.72

12.8

277.00 (e)

Pensión mínima

14

0.70

0.56

9.3

164.00

Pensión hasta 190 pesos

12 (b)

0.60

0.48

12.0

202.00 (e)

Seguridad social

10 (c)

0.50

0.40

9.0

122.00 (f)

(a) Promedio mensual por trabajador
(b) A los pensionados que recibían hasta 190 pesos se les incrementa a 202 pesos.
(c) Incremento a los núcleos familiares atendidos por la asistencia social.
(d) Peso convertible.
(e) Estimado.
(f) Asistencia mínima a los núcleos familiares.

El salario medio mensual se incrementa en un equivalente a 2.15 dólares US (12.8%), la pensión mínima en 70 centavos US (9.3%), la pensión hasta 190 pesos en 60 centavos US (12%) y el incremento a los núcleos familiares atendidos por la asistencia social en 50 centavos US (9%).

En este contexto hiperneoliberal, con las noticias de próximos aumentos en los precios del transporte, los materiales de construcción y la reparación de viviendas, así como la instau
ración de una política de disminución radical de los subsidios a artículos y servicios de primera necesidad, está claro que los grandes perdedores siempre serán los trabajadores. Los negociantes, a la corta o a la larga, descargarán los incrementos de precios de la electricidad sobre las espaldas del pueblo, como han hecho anteriormente con los aumentos ocurridos.

La elevación de los precios del combustible en el primer semestre de 2004 y enero del presente año ha traído como consecuencia que el viaje de Playa a Centro Habana en un transporte particular mediante los llamados “boteros” valga 20 pesos por persona, cuando anteriormente costaba 10. Ejemplo repetido en los productos del agro con las recientes medidas tomadas contra los intermediarios, motivadoras de un aumento de la escasez y de los precios, en perjuicio del bolsillo de los consumidores.

La desproporcionada subida de los precios de la electricidad sin una compensación adecuada en los salarios y pensiones, unida a la recién comenzada campaña superficial contra la corrupción y el delito, podrán traer como consecuencia más precariedad, que se traducirá en mayores precios de los artículos y servicios en el mercado negro. En el caso de la electricidad, un elemento básico para toda la actividad humana, los costos de producción, de forma generalizada, serán afectados notablemente con su lógica incidencia sobre los precios.

Incluso los mismos incrementos de los salarios y los servicios sin que exista, ni se prevea en el futuro, una contrapartida en bienes y servicios, también será un incentivo muy fuerte para alimentar el proceso inflacionario. Según cifras oficiales, los incrementos en salarios y seguridad y asistencia social alcanzan un monto de 4,260 millones de pesos, una cifra superior al 10% del PIB nacional.

A la familia cubana media le espera un agravamiento acelerado de su situación material en los próximos meses. Hay que subrayar que un gran por ciento de los equipos eléctricos que poseen son anticuados y altamente consumidores de energía eléctrica (Cuadro 3). La mayoría tiene procedencia soviética, norteamericana anterior a 1959 o confeccionados artesanalmente, por lo que el impacto sobre las finanzas domésticas será considerable cuando se empiecen a cobrar las nuevas tarifas de la electricidad en enero.

Cuadro 3

CONSUMO ESTIMADO DE ALGUNOS EQUIPOS ELECTRICOS

Equipo

Uso diario horas

Consumo Kilowatt/hora HORA

Consumo Kilowatt/hora MENSUAL

Refrigerador

 24

0.160

115

Hornilla (a)

  4

            1.0

120

Televisor

  8

0.150

 36

Lavadora

  2

0.300

 18

Plancha

  1

            1.0

 30

Ventilador

 12

0.050

 18

Aire acondicionado

 10

            2.0

600

Calentador de agua

  1

            1.0

  30

Bombillos (6)

 10

0.360

 108

(a) En caso de una cocina habrá que multiplicar por el número de hornillas, por lo regular cuatro.
(b) Seis bombillos eléctricos de 60 watts cada uno.

El gobierno, negado a hacer reformas radicales en el sistema, aunque lo niegue, con sus medidas cada día más aplica métodos neoliberales y antipopulares, verdaderas políticas de choque. El mundo es redondo y caminando desde la extrema izquierda se llega a la extrema derecha. El ejemplo cubano lo comprueba.

http://www.cubanet.org/CNews/y05/nov05/29a6.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *